Vidrios de varias casas cercanas se quebraron por la onda expansiva

 22 julio, 2014

La explosión en una bodega de productos químicos en la fábrica de pólvora Fuegos Artificiales Cavica, al mediodía de este martes San Rafael de Quircot, Cartago, únicamente causó daños materiales y de infraestructura valorados en ¢10 millones.

Varias unidades de Bomberos llegaron a la escena y, tras comprobar que no había personas heridas, controlaron el fuego rápidamente.

La explosión fue en una galera pequeña, la cual quedó totalmente destruida, pero no afectó las bodegas donde se guarda el material procesado, ubicadas a unos 80 metros de distancia.

Los bomberos fueron casa por casa en los alrededores de la fábrica para cerciorarse de que no hubo heridos.
Los bomberos fueron casa por casa en los alrededores de la fábrica para cerciorarse de que no hubo heridos.

"Desconocemos el origen del fuego y será ingeniería de Bomberos quién determine las causas. Nosotros movilizamos tres máquinas extintoras", indicó Johnny Rojas, del cuerpo de Bomberos.

El paramédico de la Cruz Roja, Mauricio Mendoza, indicó que no hubo personas heridas, pero unas cuatro viviendas se vieron afectadas por la onda. De hecho, Julián Barrantes, vecino de la zona, indicó que su vivienda quedó con los vidrios quebrados, pero nadie salió lastimado.

En la fábrica se responsabilizarán por reponer los vidrios quebrados en el vecindario.
En la fábrica se responsabilizarán por reponer los vidrios quebrados en el vecindario.

Carlos Villavicencio, gerente de la fábrica, explicó esta tarde que la explosión fue en una bodega que se encontraba de productos químicos y que no saben si alguna contaminación o calentamiento pudo provocar la emergencia.

Destacó que el molino está aislado y diseñado con cemento prefabricado para que -en caso de accidente- haya un proceso de desarme y no de combustión. El encendido se realiza a 80 metros de la bodega.

Villavicencio estimó las pérdidas por infraestructura en ¢10 millones, pero indicó que lo más importante es que no hubo daños humanos que lamentar. Afirmó que se van a cubrir los daños en los vidrios que se quebraron en el vecindario, aunque recalcó que la fábrica tiene 28 años de estar ahí y las casas fueron construidas después.

Recordó que en el año 2000 un accidente provocó dos muertes en esa fábrica, por lo que la experiencia les ha permitido asumir las medidas de seguridad para evitar tragedias.