Ingeniero informó de que la reparación podría extenderse unos 45 días

 19 julio, 2013

Tilarán, Guanacaste. Las aguas desbordadas de una laguna natural causaron un deslizamiento de unos 50 metros de longitud en la carretera asfaltada que comunica Tilarán, Guanacaste, con San Carlos, Alajuela.

Se trata de la vía que bordea el lago artificial de Arenal y que lleva, desde Tilarán, hasta el turístico distrito sancarleño de La Fortuna.

 El deslizamiento dejó parcialmente sepultada una retroexcavadora de la empresa Constructora Hernán Solís. | CARLOS HERNÁNDEZ
El deslizamiento dejó parcialmente sepultada una retroexcavadora de la empresa Constructora Hernán Solís. | CARLOS HERNÁNDEZ

La emergencia que impide el tránsito de vehículos ocurrió ayer a las 4 a. m., frente al Centro Turístico Gingerbread Hills, ubicado unos cuatro kilómetros al oeste del centro de la población de Nuevo Arenal.

El desastre ocurrió debido al torrencial aguacero que afectó la zona durante varias horas.

El ingeniero Esteban Molina, quien labora para la Constructora Hernán Solís, empresa a la que el Consejo Nacional de Vialidad (Conavi) adjudicó en forma inmediata las obras de reparación de la vía, dijo que la emergencia se presentó luego de que el agua llenó de desechos y barro una de las alcantarillas.

“Las aguas, el lodo y los desechos que arrastró la lluvia taponaron una de las alcantarillas y eso causó que la carretera cediera”, explicó el profesional.

 La Constructora Hernán Solís inició ayer mismo la reparación de la vía Tilarán-San Carlos. | CARLOS HERNÁNDEZ
La Constructora Hernán Solís inició ayer mismo la reparación de la vía Tilarán-San Carlos. | CARLOS HERNÁNDEZ

Molina dijo que al producirse el derrumbe se desprendieron aproximadamente 3.000 metros cúbicos de tierra.

Además, comentó que el fango sepultó parcialmente una retroexcavadora de la misma empresa constructora, que era utilizada para reparar un paso de alcantarilla en la misma zona donde ocurrió el desastre.

Mes y medio. El ingeniero Molina advirtió que la reparación total del trecho de vía dañado podría prolongarse unos 45 días.

Debido al cierre total de la carretera entre los dos cantones, los conductores que se desplazan de Tilarán a La Fortuna y viceversa deben utilizar como paso alterno una angosta calle de lastre.