Este martes el paso permanecía cerrado para vehículos pesados y buses, solo carros livianos podían transitar por la zona

Por: Carlos Láscarez S., Alexandra Araya M. 12 septiembre, 2016
Este martes se realizaron labores de limpieza en la carretera.
Este martes se realizaron labores de limpieza en la carretera.

Dos autobuses de la compañía Tracopa Ltda y otros dos de Transportes Blanco, permanecieron atorados durante más de una hora, luego de que al menos dos derrumbes les impidieron el paso, confirmó la Central de Comunicaciones del Cuerpo de Bomberos.

Además, ocho vehículos también estuvieron aislados debido a esta situación.

La emergencia ocurrió a las 8:50 p. m., ocho kilómetros después de Palmar Norte, carretera a Paso Real, sobre la carretera Interamericana Sur.

Dennis Salazar, supervisor de la Central de Telecomunicaciones del Cuerpo de Bomberos, manifestó que hubo un derrumbe sobre la vía y que al momento en que pasaron los buses se registró un segundo deslizamiento.

Añadió que los autobuses quedaron atorados en la zona y que unidades de Bomberos se dirigían a atender la emergencia.

En la zona llovió de manera intensa desde horas de la tarde del lunes, lo cual se extendió hasta la noche y provocó varios deslizamientos en diferentes poblados.

Entre los pasajeros afectados estaba el abogado en Derecho Público, Adolfo Gell, quien abordó el autobús de Tracopa a las 6 p. m. en Pérez Zeledón.

"La calle luce muy deteriorada, ya no llueve tanto pero sigue cayendo material, las alcantarillas siguen rebalsadas. Nos dijeron que en una hora y media iba a estar despejado el camino de nuevo", manifestó vía telefónica.

Agregó que en la unidad en que viaja van seis pasajeros y el chofer. Trabajadores del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) y de la Comisión de Emergencias local permanecen en la zona.

Mario Calderón, director de la Policía de Tránsito, manifestó que a las 10:20 p. m. salió uno de los buses, tras habilitar un carril y que en un bus de Transportes Blanco viajaban 22 personas.

Minutos más tarde, el Cuerpo de Bomberos señaló que los autobuses y vehículos lograron continuar hacia su destino y que ninguno de los pasajeros resultó lesionado.

La mañana de este martes, la Policía de Tránsito informó de que el paso está siendo regulado para carros livianos, mientras que los vehículos pesados y autobuses no pueden utilizar este camino.

Entre Drake y Rincón de Osa, el paso también estuvo interrumpido desde la tarde del lunes por las crecidas de varios ríos, hecho que dejó incomunicados los poblados como San Juan, Chocuaco, San Rafael, El Progreso, entre otros.

Información actualizada a las 3:37 p. m. del martes 13 de setiembre