Por: David Delgado C. 9 abril, 2014

El incendio destruyó, el lunes, 6.400 metros cuadrados de una bodega de ropa americana en la zona franca BES en Coyol de Alajuela. | ALONSO TENORIO.
El incendio destruyó, el lunes, 6.400 metros cuadrados de una bodega de ropa americana en la zona franca BES en Coyol de Alajuela. | ALONSO TENORIO.

El incendio que destruyó una bodega de ropa americana, en la zona franca BES, en el Coyol de Alajuela, fue causado por un daño en los conductores eléctricos.

Así lo determinó la Unidad de Ingeniería del Cuerpo de Bomberos, al informar del resultado de la investigación, tras el incendio que destruyó 6.400 metros cuadrados.

El informe de Bomberos indica que las llamas se originaron al costado suroeste de la estructura, en el área de almacenaje de la ropa empacada. En la bodega laboraban 160 personas.

Para apagar el fuego, trabajaron 110 bomberos. La primera unidad arribó a las 12:42 p. m. al sitio de la emergencia y controlaron su propagación a otras estructuras hacia las 2:28 p. m.

Sin embargo, las llamas fueron apagadas a altas horas de la noche, incluso madrugada. Héctor Cháves, director de Bomberos, explicó que la falta de agua complicó la lucha para apagar el incendio.

Por otro lado, dijo que no hallaron sistema de rociadores, sistema fijo de mangueras ni suficientes extintores, y los hidrantes que había en el parque industrial, no tenían el caudal suficiente.

En total, se salvó un área de 1.200 metros cuadrados. A la emergencia acudieron 14 vehículos en total: dos de apoyo, seis unidades extintoras, dos de rescate, dos de equipos de respiración, una cisterna y una plataforma.

Según el Cuerpo de Bomberos, de enero a abril de este año se contabilizan 66 incendios en bodegas y, durante el mismo período del 2013, se registraron 61 casos.

La principal causa de los incendios estructurales continúa siendo los daños en sistemas eléctricos, lo cual representa un 62% de los casos investigados durante el 2013.

Los Bomberos hacen un llamado a la población para que revise la instalación eléctrica al menos una vez al año, no sobrecargar las líneas, no utilizar aparatos eléctricos con daños y utilizar materiales debidamente certificados.