Por: Carlos Arguedas C. 31 enero, 2014

Entre la noche del miércoles y ayer jueves se produjeron cinco temblores, calificados como moderados, en la región del Pacífico Central.

El primero de ellos sucedió el miércoles a las 7:40 p. m . y tuvo una Magnitud de Momento (Mw) de 4,6 grados. Sucedió a una profundidad de 32 km de profundidad, y el epicentro se ubicó 9 km al norte de la localidad de Quepos.

Ese temblor produjo, según informó la Red Sismológica Nacional (RSN), una importante vibración del suelo en el Valle Central y cierta alarma por el crujido de las estructuras, pero no causó daños.

A las 9:20 p. m. del miércoles se produjo otro temblor en la misma fuente, el cual fue una réplica del primero. Tuvo una magnitud de 4,3 grados y también fue percibido en el Valle Central.

Ambos sismos los originó el proceso de subducción de la placa del Coco bajo la placa Caribe.

En esa misma zona ayer se produjo otro a las 10:56 a. m. que fue de 3,2 grados y sucedió a una profundidad de 19 km. El epicentro se ubicó a a 2 km al oeste de Quepos.

La cadena de sacudidas siguió ayer jueves a las 5:45 p. m. con otro movimiento de 3,9 grados a una profundidad de 32 km con un epicentro a 11 km al norte de Quepos.

Asimismo, la RSN reportó que ayer en la madrugada a las 00:16 a. m. y a las 00:22 a. m. se dieron dos temblores en el borde occidental de Punta Burica, en la frontera con Panamá y fueron ubicados 36 y 29 km al sur de Laurel de Corredores.

Esos sismos fueron de 4,5 y 3,5 grados de Mw y fueron sentidos en Laurel de Corredores.

Esos movimientos se atribuyeron a lo que se denominado Sistema de Falla Media que está al oeste de Punta Burica, según la RSN.

Etiquetado como: