Vías destrozadas frenan el ingreso de buses y camiones; víveres escasean

 30 julio, 2014

Pocosol. Cuatro comunidades del distrito sancarleño de Pocosol sufren los efectos de las torrenciales lluvias caídas durante las últimas tres semanas.

Los habitantes de los caseríos Jocote, San Isidro, Tiricias y Llano Verde son los más perjudicados por el pésimo estado de los caminos, especialmente el que los une con El Concho, centro de población donde sí hay servicios básicos de salud, educación y otros.

Cristo Rey,Sarapiquí
Cristo Rey,Sarapiquí

Desde la semana pasada, esos pueblos se quedaron sin servicio de buses, porque la empresa concesionaria suspendió el transporte debido a lo intransitable de la ruta principal, por la gran cantidad de lodo.

En las pulperías de la zona hay escasez de víveres básicos como arroz, azúcar y leche, ya que los camiones distribuidores no pueden ingresar a esas comunidades.

Los 24 jóvenes de Llano Verde, quienes estudian en el Colegio de El Concho, no asisten a clases desde la semana anterior.

Nada los detuvo. A pesar de las dificultades, siete alumnos hicieron ayer un gran sacrificio para rendir la prueba de Redacción y Ortografía del bachillerato.

En el último trecho caminaron más de dos kilómetros, por lo que sus ropas mostraban las consecuencias del esfuerzo.

Las yuntas de bueyes se han convertido en los aliados de los vehículos que se quedan pegados en el fango. Los motociclistas también se han visto afectados por el mal estado de las vías. | CARLOS HERNÁNDEZ
Las yuntas de bueyes se han convertido en los aliados de los vehículos que se quedan pegados en el fango. Los motociclistas también se han visto afectados por el mal estado de las vías. | CARLOS HERNÁNDEZ

Oldemar Durán, presidente de la Asociación de Desarrollo Integral de Llano Verde, aseguró que a los enfermos han podido trasladadarlos en camillas improvisadas.

“Las ambulancias tampoco pueden entrar”, dijo Durán, quien agregó que la atención de la ruta de lastre entre El Concho, Llano Verde y Tiricias es competencia del Consejo Nacional de Vialidad (Conavi).

Ante la emergencia, los bueyes se han convertido en la gran salvada de los lugareños, quienes poseen carros de doble tracción.

Acción inmediata. Yesenia Cadenas, vecina de barrio Jocote, manifestó que es urgente la intervención del Conavi para reconstruir los tramos en peor estado.

“Por acá llega con frecuencia gente del Conavi, pero a ocuparse de los trabajos de rehabilitación de la trocha. Lamento el desinterés mostrado en el asunto por la Alcaldía y el Concejo de San Carlos”, afirmó Cadenas.