IMN pide no bajar la guardia en lugares propensos a inundaciones y deslizamientos

Por: Hugo Solano 7 junio

La Comisión Nacional de Emergencias (CNE) considera que las inundaciones que afectaron este lunes a varios poblados en Cachí de Paraíso, en Cartago, ocurrieron por una mala canalización de las aguas de escorrentía.

Un informe de inspección del geólogo Blas Sánchez se refiere a viejos canales que estaban en fincas cafetaleras en las que luego se hicieron urbanizaciones, y que ahora favorecen los desbordamientos.

Al darse unas precipitaciones extraordinarias, el agua que pasa por los canales de las fincas se rebalsa y busca otros cauces que quedaron en las urbanizaciones, de modo que las viviendas, que están a menos de cinco metros, se ven afectadas, especifica la entidad.

La CNE solicitó a la Municipalidad de Paraíso generar un proyecto a futuro para desviar o eliminar esos antiguos canales, los cuales ya no tienen ningún uso.

El geólogo afirmó que aunque algunas zonas de alta pendiente de Orosi, Cachí y Paraíso presentan cierta susceptibilidad de verse anegadas y tienen una condición de riesgo implícita, el lunes los delizamientos fueron pequeños.

Con base en la inspección, indicó que los ríos Naranjo y Tambor arrastraron material que se desprendió en la parte montañosa y al llegar a las partes bajas provocó los deslizamientos, principalmente en casas cercanas a cafetales.

Otras viviendas anegadas estaban a menos de 15 metros de las laderas de ríos lo que, según Sánchez, denota un irrespeto a los límites establecidos en la legislación vigente.

En la evaluación de unas 70 casas, la CNE no vió la necesidad de erradicarlas por condición de riesgo, pero el Ministerio de Salud determinó que había daños estructurales en dos de ellas, por lo que se buscará una alternativa a esas dos familias, dijo Sánchez.

Los daños fueron en la ciudadela Murray, el barrio Robles, barrio El Sol, calle Martínez y Pueblo Nuevo de Cachí.

La CNE mantiene la alerta informativa (verde) vigente y aunque muchas personas volvieron a sus casas, otras siguen en albergues.

Unos 33 damnificados, la mayoría niños, así como una mujer embarazada, seguían ayer en el salón parroquial de la Iglesia Católica de Cachí, dijo Lorena Solano, integrante del consejo económico.

"Ha habido respuesta solidaria de la comunidad, pero siempre se necesita más, por lo que estamos recibiendo comida, ropa y artículos de higiene personal, entre otros", afirmó.

La tarde de este miércoles llovió fuerte en Cachí, pero solo un rato. Luego amainó la lluvia.

La maquinaria de la Municipalidad de Paraíso y otra, contratada a la empresa privada, habilitaron este miércoles caminos que estaban cerrados por derrumbes y dragaron cauces de quebradas y ríos.

Etiquetado como: