Por: Eillyn Jiménez B. 23 mayo, 2016
Encargados de la Comisión Nacional de Emergencias (CNE) inspeccionaron el área alrededor del río Toro Amarillo.
Encargados de la Comisión Nacional de Emergencias (CNE) inspeccionaron el área alrededor del río Toro Amarillo.

La ceniza del volcán Turrialba tiñó de gris el río Toro Amarillo, en Pococí, este lunes, confirmó la Comisión Nacional de Emergencias (CNE).

La situación se debe a la constante emanación de ese material que registra el coloso desde el pasado viernes, así como al incremento de las lluvias durante las últimas horas.

Iván Brenes, presidente de esa organización, explicó que la ceniza que se acumula en las laderas del Turrialba drena hacia los cauces que conforman la cuenca del río Toro Amarillo.

"Estamos valorando con expertos la situación. La lluvia hace que la ceniza se drene hacia la cuenca y tiña el río Toro Amarillo, son efectos que se esperan como parte de las afectaciones secundarias", manifestó Brenes.

El jerarca de la CNE dijo que los daños en ese sector serían más que todo ambientales, pues a la orilla del río no hay concentraciones de población grandes.

"Es probable que el material acumulado en las laderas siga bajando y corra hacia la cuenca, con esto el nivel de acidez del agua aumenta, entonces los peces sufrirían los efectos", detalló Brenes.

En los próximos días la CNE mantendrá vigilancia en el sitio, al tiempo que piden a la población informarse a través de las fuentes oficiales y estar atentos a crecidas del río Toro Amarillo.

En las cuencas del río Turrialba también podría detectarse presencia de ceniza.

La caída de ceniza está concentrada en partes altas del Valle Central, como Moravia, Coronado, Tibás y Guadalupe. Además, el Observatorio Vulcanológico y Sismológico de Costa Rica (Ovsicori) reportó presencia del material en Cartago, la zona de Los Santos, Tapesco (Zarcero-Alfaro Ruiz) y la Guácima de Alajuela.