La mayor acumulación se puede observar en los alrededores del centro de visitantes, el parqueo y el mirador

Por: Carlos Arguedas C. 19 abril
La vegetación en los alrededores del centro de visitantes del volcán Poás se puede observar como los residuos de las erupciones quedaron impregnados.
La vegetación en los alrededores del centro de visitantes del volcán Poás se puede observar como los residuos de las erupciones quedaron impregnados.

La ceniza del volcán Poás alcanzó hasta 15 kilómetros al suroeste del cráter, hacia Bajos del Toro, en el cantón de Valverde Vega, en Alajuela.

El vulcanólogo Raúl Mora Amador, de la Universidad de Costa Rica - Preventec, dijo que la mayoría de residuos se quedaron en lugares inhabitados y que pertenecen al Parque Nacional Volcán Poás.

Explicó que esas partículas finas son muy evidentes en el mirador, el edificio del centro de visitantes, el parqueo y en los senderos hacia la laguna Botos. Asimismo, los árboles y plantas originarios del lugar quedaron impregnados.

Este hecho se confirmó este miércoles en momentos en el que el volcán continuó con las erupciones que fueron de mediano tamaño, sin sobrepasar los 1.000 metros de altura.

De acuerdo con un reporte de la Red Sismológica Nacional (RSN) durante la noche del martes hubo emanaciones a las 7:08 p. m.; 7:27 p. m.; 7:38 p. m. y 9:36 p. m. Luego, durante la madrugada del miércoles, se presentaron otras seis erupciones antes de las 6 a. m.

Posteriormente, entre las 6 a. m. y hasta las 8:40 a. m. fueron continuos los sismos a lo interno del cráter, acompañados de pequeñas erupciones muy seguida. Una de las más importantes ocurrió a las 8:43 a. m. emanación que fue grabada por la cámara de vigilancia de la RSN, comunicó Mauricio Mora Fernández.

Por su parte, el Observatorio Vulcanológico y Sismológico de Costa Rica (Ovsicori) comunicó que las exhalaciones contenían vapor de agua, gas, partículas finas y aerosoles, que se salieron por el lago caliente del cráter.

Igualmente, comunicaron que la pluma de gases y vapores que también arrastra ceniza sigue desplazándose hacia el suroeste.

El volcán Poás, que mantenía una relativa calma con pequeñas erupciones freáticas (con gas, vapor de agua y lodos) pasó a partir de abril a un período de erupciones freatomagmáticas, que son producto de la interacción del magma con el agua, las cuales son explosivas.

Los vulcanólogos prevén que en esta fase se podrían generar flujos y oleadas piroclásticas, que incluyen gases muy calientes (400 °C) que podrían desplazarse entre dos a tres kilómetros.

Ellos consideran que la actividad podría extenderse desde meses hasta años, e incluirá erupciones de hasta cinco kilómetros de altura.

Fenómeno de incandescencia en el volcán Turrialba
Fenómeno de incandescencia en el volcán Turrialba

Turrialba

Paralelamente, tanto la RSN como el Ovsicori informaron de que durante la noche del martes fue posible observar desde diversos lugares la incadescencia del volcán Turrialba.

El Ovsicori explicó que esa incandescencia es el resultado de la emisión de gases a alta temperatura (800 °C) y vapor de agua.

En este volcán continúa la emanación de gases y cenizas, los cuales quedan en los alrededores del cráter.

Etiquetado como: