Materiales son lanzados a 400 metros del cráter

Por: Patricia Recio 30 octubre, 2015

Una cámara térmica que se encuentra cerca del cráter del volcán Turrialba captó el lanzamiento de materiales incandescentes, durante un proceso de erupción de ceniza registrado el pasado 26 de octubre.

El vulcanólogo Eliécer Duarte, del Observatorio Vulcanológico y Sismológico de Costa Rica (Ovsicori), explicó que estos balísticos se han visto desde la primera erupción, hace seis años.

"Como parten de un punto caliente, mantienen una temperatura apreciable y como no son magma juvenil, se enfrían rápido", explicó Duarte.

Sin embargo, el experto dijo que han recogido bloques después de una hora de haber caído, con 140 grados de temperatura.

Estos bloques son lanzados hasta 400 metros del cráter y pueden alcanzar tamaños de hasta 40 centímetros.

Muestra de las rocas lanzadas el pasado 26 de octubre en el volcán Turrialba.
Muestra de las rocas lanzadas el pasado 26 de octubre en el volcán Turrialba.

Duarte explicó que en otros volcanes han visto bloques similares con temperaturas de entre 700 y 800 grados.

En el caso del Turrialba, el material lanzado corresponde a las partes más superficiales del interior del coloso, por lo que conforme se desbloquee, podría empezar a tirar rocas desde mayor profundidad y, por ende, con mayor temperatura.

Tras un breve período de calma, el Turrialba retomó las erupciones de ceniza hace dos semanas; sin embargo, esta actividad forma parte del proceso normal que vive macizo.