Sucesos

Muerte y desolación en Bijagua de Upala

Escultor sobrevive a tragedia: 'En segundos la casa desapareció'

Actualizado el 26 de noviembre de 2016 a las 09:19 pm

Sucesos

Escultor sobrevive a tragedia: 'En segundos la casa desapareció'

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

(Video) Escultor pierde su casa y las de sus hijos en Bijagua (María Luisa Madrigal)

Rocas y troncos gigantes, tan grandes como sus esculturas, destruyeron en segundos todo lo que Marco González, de 65 años, tenía en la cuesta Pichardo, en Bijagua de Upala, el jueves por la noche.

Él, sus tres hijas, un hijo, un nieto y un yerno se reunieron en su casa de dos pisos, tipo chalet, ubicada a unos 300 metros de donde estaba la casa de las víctimas mortales, Vanessa Agüero y Bianca Pichardo.

LEA: Guayabo de Bagaces en zozobra ante la amenaza de posibles avalanchas

El estruendo se hizo mayor, más grande, y apenas se levantaron de sus sillones, la casa colapsó al golpe de las grandes piedras y los árboles que trajeron la muerte y la desolación, cuando bajaron por la montaña en una gran cabeza de agua que solo encontró el camino de la ladera al costado de la cuesta ahora sembrada de destrozos.

"Lo que pasó aquí era tan potente que no puedo explicar cómo estamos vivos. Fue todo a oscuras, realmente no puedo explicar cómo pasó todo porque no había luz, oímos un ruido muy extraño, muy fuerte y nos agrupamos todos en la casa", comentó el escultor.

En vivo: Autoridades trabajan en rehabilitación de puentes y vías afectadas por el huracán Otto

González construye figuras de animales de grandes dimensiones, como los toros de los restaurantes Tres Hermanas, algunos caballos por encargo, dinosaurios y lapas.

González construye figuras de animales de grandes dimensiones. (Rafael Murillo.)

En su casa, al costado, tiene una figura de un pavo real que hoy aún se levanta, pese a que su vivienda de dos pisos colapsó y apenas les permitió salir para eludir la fatalidad.

LEA: Avalancha de piedras se llevó suites, granja y seis piscinas de Thermomanía

"En segundos la casa desapareció y yo estaba enterrado en el lodo, luego supe que el resto de mi familia, todos quedaron intactos y fueron sacándolos poco a poco", relató Marco González.

La vivienda del escultor, su vehículo y todo lo que tenía no fue lo único que se perdió. Escapó de la muerte en pijamas para darse cuenta de que se perdieron, hasta los cimientos, las casas de su hija y de su hijo, así como una cabaña más al fondo.

PUBLICIDAD

El escultor, que ve imágenes de animales donde nadie más las ve y las hace realidad, asegura que le parece ver también cómo los ángeles movieron las piezas en la gran cabeza de agua para que ellos se salvaran.

LEA: Niña aparece bajo escombros a 100 metros de casa embestida por el río

"La correntada me acostó, en unos 40 centímetros de espacio, no había más. Pude respirar apenas porque el agua bajó muy rápido, mis hijos y mi esposa también quedaron en espacios en los que apenas cabían", comentó González, quien apenas si creía que solo salvó una pijama sobre su cuerpo y hoy viste ropa que le regalaron.

Por centímetros, hoy puede contar el escultor que eludió la muerte, él y los suyos.

  • Comparta este artículo
Sucesos

Escultor sobrevive a tragedia: 'En segundos la casa desapareció'

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Aarón Sequeira

aaron.sequeira@nacion.com

Periodista de Política

Periodista encargado de la cobertura legislativa en la sección de Política. Bachiller en Filología Clásica de la Universidad de Costa Rica. Investiga y escribe sobre negociaciones políticas, pactos partidarios y proyectos de ley de impacto nacional.

Ver comentarios
Regresar a la nota