Por: Gustavo Fallas M., Katherine Chaves R. 19 noviembre, 2016
Ellos son los turistas que no han podido salir de Carate, donde está en el hotel Look Out In.
Ellos son los turistas que no han podido salir de Carate, donde está en el hotel Look Out In.

Un total de 40 extranjeros están aislados desde hace cinco días debido a la crecida de los ríos que se está dando en la zona sur del país.

18 de ellos están de paseo en el país y 22 son voluntarios que trabajan en la protección del desove de tortugas.

Los ríos que se salieron de su cuace son, principalmente, los que comunican las comunidades entre Matapalo y Carate, en Puerto Jiménez de Golfito, Puntarenas.

La situación se complica porque no hay puentes sobre esos ríos crecidos. Según Lana Wedmore, presidenta de la Asociación de Desarrollo de Corcovado, desde el 2009 le piden a las instituciones que coloquen puentes temporales para evitar estos aislamientos, pero aún no lo han hecho.

Las autoridades observan los daños en uno de los puentes afectados por las inundaciones.
Las autoridades observan los daños en uno de los puentes afectados por las inundaciones.

En efecto, al lado de las calles de lastre se observan las estructuras metálicas, las cuales ya lucen en mal estado.

Paseo frustrado. De los 18 turistas, 14 son estadounidenses, dos ingleses, uno es irlandés y otro es suizo. Se desconoce desde hace cuánto están en el país y sus identidades.

Ellos estaban distribuidos en distintos hoteles en Carate; sin embargo, desde el martes y dada la situación, prefirieron reunirlos en uno solo: el Look Out In.

Wedmore indicó que, dado a que tienen comunicación telefónica con los afectados, ellos les indican que están preocupados por dos situaciones: la primera es que tanto los foráneos como los trabajadores se están quedando sin comida y sin suministros vitales, tales como papel higiénico y combustible. La segunda es que perdieron los vuelos que los llevaría de regreso a su país natal.

Por ello, dependiendo de cómo sigan las condiciones del tiempo, intentarán ingresar este domingo con la ayuda de un vehículo unimog, que facilitó el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE). También, cuentan con un tractor de un empresario local.

El objetivo es sacar a los turistas de esa zona para trasladarlos al centro de Puerto Jiménez y llevarles alimentos a los nacionales.

Wedmore lamentó que, hasta el momento, no han recibido mayor apoyo por parte de las instituciones públicas.

Aseguró que solamente han recibido ayuda por parte de la Comisión Nacional de Emergencias (CNE), entidad que llevará alimentos y otros artículos en horas de la tarde.

Incomunicados. Los 22 voluntarios están agrupados en diferentes campamentos, ubicados en Río Oro y en Carate.

En Hacienda Río Oro, ubicado en esa comunidad, hay cuatro españoles, un brasileño, dos ingleses y un esloveno. Ellos fueron llevados a esa zona por la fundación Corcovado.

En otro campamento, llamado Iseami, en Carate, hay tres alemanes y un español, quienes fueron trasladados hasta ahí por la fundación Planet Conservation.

El otro grupo de extranjeros están en el campamento Frontier, también ubicado en Carate, donde hay ingleses, brasileños y alemanes.

Los extranjeros que están en Iseami y Frontier no se pueden comunicar, pese a que están en la misma comunidad, debido a que hay un río crecido de por medio.

Etiquetado como: