Según investigación del Fondo de Población de las Naciones Unidas.

Por: Andrés Díaz P. 23 noviembre, 2016

Los desastres naturales provocan un incremento de vulnerabilidades sociales y aumentan las discriminaciones ya existentes. Esa es la conclusión a la que llega una investigación del Fondo de Población de las Naciones Unidas.

Este trabajo explica que el impacto en que las mujeres, hombres y jóvenes son afectados durante una eventualidad natural, como el huracán Otto que afecta a Costa Rica, se relaciona directamente con los roles y dificultades de género preexistentes antes del desastre.

"En las emergencias y crisis humanitarias, las mujeres y las personas jóvenes son especialmente vulnerables frente a violencia sexual y acoso por las falta de controles y de mecanismos de prevención previo al desastre", destacó la tesis realizada en el 2012.

La activista Larissa Arroyo, de la organización costarricense Acceder, explicó que en estas situaciones las mujeres se encargan principalmente de las responsabilidades domésticas, por lo que quedan sin libertad de migrar para buscar trabajo después de un desastre. A tal limitación se suman problemas para acceder a medicamentos, productos sanitarios y medicamentos específicos para ellas.

"La gravedad es la desigualdad que vivimos en un círculo vicioso, pero por supuesto que tenemos que reconocer la necesidades específicas de cada individuo. En estas situaciones no se atienden necesidades básicas como las toallas sanitarias y se aumentan los casos de violencia intrafamiliar", ejemplificó la abogada.

La posición de Arroyo concuerda con los datos del informe de la ONU que destaca que muchas mujeres evitan albergarse en refugios por miedo a ser violadas, por lo que, durante una eventualidad natural, mueren cuatro veces más mujeres que hombres.

"Muchas de las víctimas se quedaron a cuidar la casa, los niños o los animales; no tenían habilidad para subir a un árbol o a un techo y en su gran mayoría no sabían nadar", concluyó la investigación.

¿Cómo ayudar?

Recuerde que si usted es testigo de un caso de violencia doméstica o una agresión física o verbal debe reportarlo al número de emergencias 911. Además, cuando haga donaciones, tenga presente incluir toallas sanitarias, así como pastillas que alivian los dolores menstruales y otros medicamentos que puedan ser útiles para mujeres afectadas.

A lo largo del año pasado, se registraron 28 feminicidios, mientras que en el 2014, fueron 22, según detalló un informe del Instituto Nacional de la Mujer.

Etiquetado como: