Lluvias causaron caída de 200 metros cúbicos de tierra ayer hacia las 7 a. m.

 11 noviembre, 2012
Pantalla completa Reproducir
1 de 2

La caída de 200 metros cúbicos de tierra y de una piedra de 15 toneladas cerró este sábado por seis horas la carretera que comunica Zarcero y Ciudad Quesada.

Según se explicó, el derrumbe provocado por las lluvias de los últimos días se produjo hacia las 7 a. m. en la vuelta El Codo, 500 metros al sur del caserío de Zapote de Zarcero.

El ingeniero Cristian Soto, de la constructora Meco, a la que el Consejo Nacional de Vialidad (Conavi) encargó los trabajos de limpieza, recomendó a los conductores de vehículos estar muy alertas cuando viajen por esa ruta en días de lluvia.

“Los terrenos están muy flojos, muy saturados por el agua, y hay peligro de nuevos deslizamientos”, advirtió Campos, tras señalar la necesidad de construir contracunetas y bajantes para canalizar adecuadamente el agua de las lluvias.

Dos meses atrás, en Bajo Tapesco, otro derrumbe de piedras gigantescas tuvo cerrado tres días el tránsito vehicular.

Difícil remoción. La enorme piedra que cayó en el centro de la carretera complicó los trabajos de limpieza a las cuadrillas de la empresa Meco.

Su enorme peso obligó a usar maquinaria pesada, como cargadores y vagonetas, para removerla. Incluso, debieron encadenar la piedra para moverla.

Además, la tarea resultó lenta y peligrosa por el temor a que el paredón que se derrumbó siguiera dando problemas.

Por eso, uno de los trabajadores se mantenía vigilante para alertar sobre cualquier movimiento en las partes más altas.

Mientras tanto, a ambos extremos del sitio del problema había filas de vehículos de hasta un kilómetro y mucha gente observando.

Hacia la 1:10 p. m. se completó la remoción de la piedra, que fue lanzada al cauce del río Tapesco. Cuando esto ocurrió, los curiosos aplaudieron el esfuerzo realizado por los operarios.

Para evitar las presas y las prolongadas esperas, Adrián Campos y otros vecinos de Zapote de Zarcero, sugieren a Conavi y a la Municipalidad local, acondicionar una ruta alterna entre el distrito de Zapote y Los Ángeles.

“Ese camino es muy corto, pero tiene un trecho de 100 metros en mal estado y hay que reforzar un puente, pero en caso de una emergencia sería una gran salvada”, afirmó Campos.