Policía informó de que robo de celulares originó asesinatos

Por: Carlos Arguedas C. 13 diciembre, 2012
 Los agentes de la Policía Judicial arrestaron a los sospechosos mediante allanamientos realizados en Los Guido y en El Huaso, en San Rafael Arriba de Desamparados. | OIJ PARA LN.
Los agentes de la Policía Judicial arrestaron a los sospechosos mediante allanamientos realizados en Los Guido y en El Huaso, en San Rafael Arriba de Desamparados. | OIJ PARA LN.

Tres hombres y una mujer fueron detenidos ayer como sospechosos de matar a balazos a dos personas, el miércoles 12 de junio, en el sector 7 de Los Guido, en San Miguel de Desamparados, San José.

Los presos fueron identificados por el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) con los apellidos Valverde, López, Benavides e Hidalgo (la mujer).

Durante los arrestos que se ejecutaron en Los Guido y el Huaso, en San Rafael Arriba de Desamparados, se decomisaron cuatro armas, entre ellas un fúsil de asalto, que es un arma prohibida y tiene un alcance de fuego hasta de 200 metros.

A los presos se les vincula con el asesinato de Julio Andrey Moxy Contreras (25 años) y Josué Daniel Cortés Blandón (27).

Hecho. Francisco Segura Montero, director del OIJ, explicó que el doble homicidio se originó cuando, la tarde del 11 de junio, los fallecidos tomaron una sombrilla que estaba en el casa de Hidalgo.

Debido a la sustracción, ella les reclamó . Moxy y Cortés se molestaron con la mujer y, entonces, ingresaron a la casa y robaron celulares y se marcharon. Empero, el hecho generó un conflicto en el barrio, pues todos eran conocidos.

Moxy y Cortés dijeron a amigos que devolverían los celulares. Sin embargo, uno de ellos, el 11 de junio, cerca de la medianoche, llamó al 9-1-1 y reveló que había un vehículo con varios sujetos armados.

El OIJ señaló que oficiales de la Fuerza Pública llegaron e identificaron a los sujetos y comprobaron que en el vehículo había armas, pero todas estaban debidamente inscritas y quienes las portaban tenían permisos de portación.

Dos horas después de ese hecho, Moxy y Cortés fueron asesinados con varios impactos de bala en distintas partes del cuerpo; estaban en la vía pública a la entrada del precario 25 de Diciembre.

Las autoridades lograron identificar a los sospechosos de los homicidios con base en testimonios y otras evidencias, de las cuales no se hizo referencia.

Francisco Segura dijo que le preocupa que uno de los presos aparece como presidente de una empresa que brinda servicios de seguridad, la cual no tiene oficinas ni empleados.

Según el jerarca del OIJ, esa condición les permite tener legalmente armas y otros artículos como radios y chalecos.