Transportaban una tonelada y media de tiburón, atún y otras especies

Por: Hugo Solano 22 febrero, 2016
El buque Nariño, adscrito a la Fuerza Naval del Pacífico de Colomboa estuvo a cargo de la operación en que se detuvo la lancha tica.
El buque Nariño, adscrito a la Fuerza Naval del Pacífico de Colomboa estuvo a cargo de la operación en que se detuvo la lancha tica.

La Armada colombiana retuvo en aguas del Parque Nacional Natural Malpelo (Pacífico) una embarcación costarricense que pescaba ilegalmente.

Según las autoridades de Colombia, tras haber violado los límites fronterizos del país, la lancha habría capturado en aguas protegidas especies marinas como tiburón, atún y otras.

A bordo del barco, de nombre Anagon, viajaban cuatro costarricenses que transportaban una tonelada y media de diferentes especies marinas, según un comunicado de la Armada.

La tripulación no contaba con los permisos correspondientes de la Autoridad Nacional de Acuicultura y Pesca (Aunap), ni con el registro sanitario para transportar y comercializar la pesca blanca que se encontraba en la nave, agregó la información.

La embarcación, el personal y el material fueron conducidos a la ciudad de Buenaventura, donde funciona el principal puerto de Colombia en el Pacífico, y puestos a disposición de las autoridades competentes.

La lancha fue construida en Puntarenas en 1997, es de fibra de vidrio y aparece inscrita a nombre de Gonzalo Segura Lara, empresario de Quepos.

La Nación intentó conversar con Segura, pero en su empresa dijeron que estaba muy atareado con el asunto de la retención y no se informó sobre quiénes son los tripulantes, ni la fecha de zarpe.

En el Instituto Costarricense de Pesca y Acuicultura de Quepos, indicaron que la lancha se encuentra al día.

La embarcación es semiindustrial y tiene 13,26 metros de eslora (longitud) y 3,50 de manga (ancho).

Noticia en desarrollo, actualizada a las 4 p. m.

Etiquetado como: