Por: Eillyn Jiménez B. 26 junio
El crimen ocurrió en la plaza de Pavas, San José.
El crimen ocurrió en la plaza de Pavas, San José.

La escena del crimen en el que murió un hombre de 26 años el domingo por la tarde en una plaza de Pavas, San José, fue alterada por los vecinos que se encontraban viendo el partido.

Así lo denunció este lunes el Organismo de Investigación Judicial (OIJ), el cual detalló que los lugareños se llevaron casquillos de bala del sitio.

"Determinamos que hubo alteración del escenario de muerte, ya que según los primeros agentes respondedores hubo manipulación o levantamiento de elementos balísticos de parte de algunos vecinos", manifestó Álvaro González, jefe de la sección de Homicidios del OIJ.

El jerarca policial calificó lo sucedido como un favorecimiento.

El fallecido, identificado como Jason Aguilar Rivera, fue atacado por al menos dos sujetos cuando se encontraba observando un partido de fútbol junto con amigos y familiares en la plaza de Santa Fe de Pavas, que colinda con la antigua fábrica de ceras Johnson.

"Dos sujetos, aún no identificados y quienes viajaban a bordo de una motocicleta, dispararon en varias ocasiones al masculino, quien es vecino de Rincón Grande de Pavas. Según la versión de los pocos testigos que tenemos, solo el acompañante dispara", precisó González.

El cuerpo de la víctima presentaba 11 heridas producidas por un arma de fuego, distribuidas en su pecho, espalda, axila y glúteos.

Además, en el lugar se recolectaron siete casquillos de un arma nueve milímetros.

Entre agosto del 2012 y la actualidad, Aguilar fue presentado cinco veces ante los Tribunales de Justicia por robo agravado, receptación, homicidio y daños a la propiedad.

Cerca del sitio donde ocurrieron los hechos se ubicó una motocicleta; sin embargo, se desconoce si tiene relación con el homicidio.

"A un kilómetro de la zona, en el centro de Pavas, dejan abandonada una motocicleta con características similares, color azul, que de acuerdo con nuestra investigación determinaríamos si tiene o no participación en el hecho", afirmó González.

Otro caso

El 12 de octubre del 2016 en Cañada Sur, en San Sebastián, San José, los vecinos también limpiaron la escena del crimen.

En esa ocasión dos policías de la Unidad de Intervención Policial (UIP), identificados como Errol José López Hidalgo, de 29 años, y Bryan Herrera Sandoval, de 27, fallecieron.

Como sospechoso de este doble homicidio, las autoridades aprehendieron el pasado 7 de junio al gatillero de una presunta banda narco que opera en Cañada del Sur.

El detenido es un hombre de apellido Ríos, quien tiene 19 años y es conocido en el círculo policial como Vampirata.