Por: Carlos Láscarez S. 26 febrero, 2015
Los agentes excavaron hasta dar con todos los restos. | CORTESÍA OIJ
Los agentes excavaron hasta dar con todos los restos. | CORTESÍA OIJ

La curiosidad de un vecino que caminaba por el barrio San Martín, en Paso Canoas, llevó a las autoridades a descubrir un esqueleto completo, enterrado en una finca de la zona.

A eso de las 5 p. m., el lugareño, cuya identidad no trascendió, pasó cerca de unos tanques de captación de agua y vio un zapato tipo tenis y varios huesos.

Luego de dar el parte a la Fuerza Pública y esta, a su vez, al Organismo de Investigación Judicial (OIJ), al día siguiente llegó al sitio una antropóloga forense, quien confirmó que se trataba de restos humanos.

Los agentes del OIJ acordonaron un cuadrante de tierra y realizaron una excavación, en la cual encontraron el resto del esqueleto, que fue trasladado para las pruebas respectivas.

Identidad. No se descarta que se pueda tratar del taxista informal José Rodríguez Ríos, de 28 años, quien desapareció el 16 de octubre anterior, cuando salió a dar un servicio en su vehículo, del que tampoco se conoce paradero.

Además, el OIJ investiga si el cadáver podría ser de algún panameño, ya que la finca está a solo 22 kilómetros de la frontera sur.

Para las autoridades, el caso tiene características de un ajuste de cuentas por un lío entre organizaciones narcotraficantes.

El OIJ indicó que, si alguien tiene información sobre este caso, puede comunicarse al Centro de Información Confidencial, al teléfono 800-8000-645.