Parientes realizaron pago a los supuestos secuestradores cuando la víctima ya tenía una semana de fallecida

Por: Diego Castillo 3 febrero, 2016
El OIJ y la Fiscalía detuvieron a dos hombres y una mujer sospechosos de los delitos de secuestrar y matar a un hombre de apellido García en el sector 7 de Los Guido de Desamparados.
El OIJ y la Fiscalía detuvieron a dos hombres y una mujer sospechosos de los delitos de secuestrar y matar a un hombre de apellido García en el sector 7 de Los Guido de Desamparados.

Un hombre de apellidos García Vega fue secuestrado el 19 de agosto del 2015 en Los Guido de Desamparados. Su familia pagó ¢400.000 a los raptores para que lo dejaran en libertad, pero ya García tenía una semana de haber sido asesinado.

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) y la Fiscalía Adjunta contra la Delincuencia Organizada detuvieron este miércoles a dos hombres y una mujer sospechosos de los delitos de secuestro extorsivo y homicidio. Los dos allanamientos realizados fueron en el sector 7, también en Los Guido de Desamparados.

Los detenidos son el líder de la banda, de apellido Sandoval Hernández, de 23 años; así como otro sujeto de apellidos Hernández Granados, de 28 años, así como su pareja sentimental; una mujer de apellidos Hernández Bravo, de 22 años.

Sandoval figura como el encargado de planear el secuesto y posterior asesinato de García. La pareja de apellidos Hernández serían sus colaboradores.

En la casa de Sandoval se encontró evidencia importante, como las tenis del ofendido, el teléfono celular desde el cual se realizaron las llamadas extorsivas, una billetera similar a la de la víctima y la ropa que andaba Sandoval el día que recogió el dinero producto del secuestro. En la vivienda de la pareja Hernández se decomisaron teléfonos celulares.

Secuestro, asesinato y engaño. Los hechos ocurrieron el 19 de agosto del 2015, en Los Guido, cuando los ahora detenidos habrían secuestrado a la víctima. Los familiares reportaron al OIJ la desaparición del hombre, sin embargo, días después se corroboró que se estaba ante un secuestro, ya que un familiar del hoy occiso recibió una nota donde pedían dinero a cambio de liberar a García.

El 26 de ese mes, los imputados realizaron llamadas extorsivas a la familia de García, solicitando el pago de ¢1.200.000.

infografia
Tras un acuerdo entre ambas partes, se decidió que el 31 de agosto, en una finca conocida como Jerusalén, ubicada en San Miguel de Desamparados, los familiares del ofendido le entregarían a Sandoval ¢400.000 en un sobre. Luego de eso liberarían a García. El dinero se entregó, sin embargo, los raptores no se volvieron a comunicar con la familia.

Dos días después, el 2 de setiembre, la Policía encontró el cuerpo sin vida de García en la misma finca donde se entregó el dinero. Según determinó la autopsia, la víctima tenía más de una semana de estar muerta, producto de un golpe en el cráneo.

Tras cinco meses de investigaciones por parte de la Fiscalía y la Sección de Delitos Varios del OIJ, la mañana de este miércoles se logró la detención de los sospechosos, los cuales serán indagados por los fiscales. La causa se investiga bajo el expediente 15-017863-042-PE.

Etiquetado como: