Por: Diego Bosque, Carlos Láscarez S. 28 noviembre, 2013

A la par del cuerpo del finquero Asdrúbal Murillo quedaron los cascos con los que fue brutalmente golpeado. | REINER MONTERO
A la par del cuerpo del finquero Asdrúbal Murillo quedaron los cascos con los que fue brutalmente golpeado. | REINER MONTERO

Guácimo, Pococí y Limón. Un finquero fue asesinado ayer de un balazo en el tórax por dos hombres que lo sorprendieron para robarle cuando este se desplazaba en un pick-up con su compañera sentimental, indicó la Policía.

El homicidio se registró a las 12:50 p. m. en la entrada a La Selva de Guácimo, cuando este regresaba de cobrar ¢950.000 del alquiler de una finca agrícola.

La víctima mortal fue identificada como Asdrúbal Murillo Guevara, de 50 años, quien fue despojado del dinero, billetera y celular.

Según el testimonio de su compañera, quien no fue identificada por razones de seguridad, fueron alcanzados por dos hombres, quienes tras golpear al finquero en repetidas ocasiones con un casco optaron por dispararle al notar que no se doblegaba.

Gracias a la versión de la superviviente, minutos después, la Fuerza Pública arrestó en una casa cercana a los supuestos gatilleros, quienes fueron llevados a celdas y luego trasladados a la Fiscalía.

El segundo caso ocurrió a las 7:35 p. m. en el sector de La Montañita de Guápiles, sobre la ruta 32, 600 metros al norte de la carretera que conduce hacia Foxholl.

El fallecido fue un joven de entre 19 y 20 años, quien presentaba al menos 12 puñaladas y dos balazos en diversas partes del cuerpo.

Aunque no trascendió su identidad, el occiso tenía en el tórax un tatuaje con el nombre de Alonso .

Se desconocen los motivos de la agresión, así como del atacante.

Vecinos consultados aseguraron que solo se escucharon varias detonaciones y luego un vehículo escapar del sitio a gran velocidad.

Acribillado en Limón. Antenoche hacia las 11:45 p. m. en Westfalia, sobre la vía que comunica Limón con Puerto Viejo,  fue encontrado muerto y con varios balazos dentro de un vehículo Hyundai el cuerpo de un hombre de entre 30 y 35 años.

Según la Policía Judicial, la víctima tenía 11 balazos entre el cuello y el tórax. Cerca de este fue encontrada una pistola de calibre 9 mm.

El automóvil tenía las luces de emergencia encendidas y una de sus puertas abiertas.

Randall Picado, director de la Fuerza Pública de Limón, dijo que el conductor no portaba ningún documento de identidad. Se investiga un presunto ajuste de cuentas.