Vecinos de Los Chiles burlados pues lo esperaban para darle despedida

Por: Carlos Láscarez S. 7 febrero, 2015
Dos tíos llegaron de Nicaragua a reclamar el cuerpo del niño de dos años que fue torturado y asesinado en La Virgen de Los Chiles.
Dos tíos llegaron de Nicaragua a reclamar el cuerpo del niño de dos años que fue torturado y asesinado en La Virgen de Los Chiles.

Tablillas (Los Chiles). El cuerpo del niño que murió por múltiples golpes y torturas fue sacado del país ayer en la tarde, por lo que será enterrado hoy al mediodía en el cementerio de Puerto San Carlos, carretera al departamento de Chontales.

Los restos del pequeño de dos años llegaron al puesto de Tablillas de Los Chiles a las 4:15 p. m. a bordo de un pick-up del Patronato Nacional de la Infancia (PANI), que lo llevó desde la Medicatura Forense, en Heredia.

Además de dos funcionarios de la entidad, viajaban un tío materno y una tía paterna del niño, cuya autopsia determinó que una lesión en el páncreas, por los golpes recibidos, acabó con su vida.

La directora de la oficina del PANI en Los Chiles, Natalia Murillo, luego de firmar varios documentos, entregó los restos a personeros del Ministerio de la Familia, Adolescencia y Niñez (Mifamilia), entidad homóloga al PANI en Nicaragua.

Al otro lado del cordón fronterizo, también aguardaban efectivos de la Policía Civil Nicaragüense y personal de medios de comunicación.

El ataúd con el cuerpo del niño agredido fue trasladado en Tablillas a un pick-up de la Policía de Nicaragua. Los oficiales y funcionarios del Ministerio de la Familia, Adolescencia y Niñez (Mifamilia) se encargaron de llevarlo hasta la casa de su abuela materna en ese país. | CARLOS HERNÁNDEZ
El ataúd con el cuerpo del niño agredido fue trasladado en Tablillas a un pick-up de la Policía de Nicaragua. Los oficiales y funcionarios del Ministerio de la Familia, Adolescencia y Niñez (Mifamilia) se encargaron de llevarlo hasta la casa de su abuela materna en ese país. | CARLOS HERNÁNDEZ

Fue un acto sencillo, en que no hubo discursos de nadie ni lágrimas; parecía que había prisa por ingresar a Nicaragua.

Una vez que el cuerpo dejó nuestro país, le esperaba un recorrido de 30 minutos en carro hasta la casa de su abuela materna, donde sería velado. En ningún momento el féretro fue abierto en la zona fronteriza.

Prensa alejada. Quienes sí tuvieron impedimento para cubrir la información sobre el pequeño fueron varios medios nacionales y regionales, ya que la Fuerza Pública de Los Chiles acordonó unos 40 metros e impidió el libre tránsito de fotógrafos, camarógrafos y periodistas.

José Domingo Cruz, jefe de la Fuerza Pública en Los Chiles, manifestó que era una zona de seguridad que debían respetar.

Ninguno de los medios ticos pudo seguir la caravana debido a que no es una zona oficial de ingreso hacia Nicaragua.

Vecinos burlados. Pobladores de La Virgen de Los Chiles esperaron durante más de ocho horas la llegada del cuerpo del menor, ya que anhelaban darle un “sentido último adiós”.

Sin embargo, esto no se dio debido la premura que, al parecer, mostraron los dos tíos.

Alexánder Ramírez, gestor de la colecta junto a la vecina Norma Laguna, manifestó que en el pueblo quedaron varios arreglos florales y un dinero que habían recogido para la familia afectada.

“Nos sentimos burlados; todo lo que hicimos fue con las mejores intenciones. Lo que más lamento es que no se nos hablara con la verdad desde el inicio”, declaró Ramírez.