Policía Judicial informó que víctima presentaba al menos 15 heridas con daga

 7 noviembre, 2016

Una daga, un puñal con filo en ambos lados, comúnmente usado para rematar reses; fue el arma blanca que usaron al menos dos individuos para matar a un peón agrícola.

El homicidio lo descubrió la Fuerza Pública este domingo a las 4:30 a. m., frente a las instalaciones de la finca Scana ubicada en Buenos Aires de Pocosol de San Carlos, Alajuela.

El fallecido tenía heridas en tórax, espalda y cabeza. El OIJ comunicó que el móvil del crimen fue el robo, pues a la víctima solo le dejaron ¢200 en las bolsas del pantalón. | CARLOS HERNÁNDEZ
El fallecido tenía heridas en tórax, espalda y cabeza. El OIJ comunicó que el móvil del crimen fue el robo, pues a la víctima solo le dejaron ¢200 en las bolsas del pantalón. | CARLOS HERNÁNDEZ

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) informó que la víctima es Marvin Sequeira, de 31 años, conocido entre los vecinos como Pájaro. Es de nacionalidad nicaragüense.

El fallecido tiene 15 heridas, las cuales están distribuidas en la espalda, el tórax y la cabeza. El OIJ afirma que se usó una daga, pues las heridas presentan cortadura a ambos lados.

Historia

En las investigaciones preliminares realizadas por agentes del OIJ, se determinó que el fallecido fue visto la noche del sábado en un bar, localizado a 700 metros de distancia del sitio donde apareció muerto.

Testigos dijeron a los investigadores que la víctima era acompañado por otros dos sujetos, al parecer nicaragüenses, con quienes estaba hablando de política y de las elecciones que este domingo se realizaron en Nicaragua.

Sequeira, contaron los informantes al OIJ, se manifestó contrario al presidente de ese país, Daniel Ortega, mientras que las personas que los acompañaban eran simpatizantes del gobierno.

Presuntamente, cuando cerraron el negocio los tres hombres salieron juntos. El fallecido se dirigía hacia su vivienda. Le faltaba por llegar 700 metros.

Para el OIJ el móvil del homicidio fue el robo, pues la víctima recibió el salario el sábado y en las bolsas del pantalón únicamente fueron hallados ¢200.

Dos individuos de apellidos Laguna y Rivas, que viven en la finca Scana, fueron detenidos como sospechosos del crimen.

La Policía Judicial informó que este lunes en la mañana allanarán los cuartos de ambos sujetos en busca de evidencias del crimen, como podría ser el arma homicida y ropa con sangre.