Por: David Delgado C. 15 enero, 2014

El Juzgado Penal de Nicoya dictó tres meses de prisión preventiva al sospechoso de asesinar a su expareja, Ingrid Hernández Mayorga, el viernes 10 de enero en Nosarita de Belén, Guanacaste.

El sospechoso, de apellido Carrillo, fue detenido a las 7 p. m. del domingo en la parte trasera de su casa, en Nosarita de Belén de Nicoya.

El detenido presentaba cuatro heridas cerca de la tetilla izquierda. Se presume que él se causó estas lesiones el día del femicidio, cuando trataba de quitarse la vida.

El femicidio fue presenciado por una menor de 15 años y su hermano, de 10, ambos son hijos del detenido y la fallecida.

Carrillo, conocido como Pepe, fue desalojado desde hacía un mes de ese inmueble como parte de las medidas de protección que ella solicitó por violencia doméstica.

Sin embargo, el agresor aprovechó el momento en que Hernández se levantó a preparar el desayuno a sus hijos antes de irse a trabajar.

Al parecer, se introdujo al inmueble por la parte trasera de la casa, comenzó a discutir con ella, la golpeó muy fuerte en la cabeza con un palo de naranjo y luego le propinó dos heridas con un arma blanca en el pecho. Pese a que los dos menores intentaron evitar la agresión contra su madre, no lo lograron.

Etiquetado como: