Costa Rica no pudo juzgarlo porque individuo escapó hacia Nicaragua

 16 febrero, 2015
José de Jesús Reyes presenta heridas por golpes luego de ser vapuleado por vecinos. Este hombre fue atrapado dentro del minisúper en Santa Fe de Los Chiles, donde fue asesinado un trabajador. | CARLOS HERNÁNDEZ
José de Jesús Reyes presenta heridas por golpes luego de ser vapuleado por vecinos. Este hombre fue atrapado dentro del minisúper en Santa Fe de Los Chiles, donde fue asesinado un trabajador. | CARLOS HERNÁNDEZ

Los Chiles. Un individuo detenido el sábado durante el asalto a un minisúper en Santa Fe de Los Chiles –hecho en el que hubo un asesinato– participó hace 19 años en el secuestro de una pareja de holandeses en Altamira de San Carlos.

El dato lo confirmó la oficina del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) en Los Chiles, la cual comunicó que se trata del nicaragüense José de Jesús Reyes Rivera, de 42 años.

Luego de aquel hecho, este sujeto huyó del país en setiembre de 1996 y, aunque fue detenido en Nicaragua, nunca se le juzgó aquí por el secuestro.

Autoridades judiciales informaron ayer de que la acción penal por ese delito está prescrita.

El secuestro en el que se involucró a Reyes Rivera se inició el 23 de agosto de 1996 en perjuicio de la pareja de holandeses Huiete Sierd Zijsltra y su esposa, Jetly Cuors. Ellos administraban la empresa maderera Flora y Fauna en Altamira.

El secuestro culminó 22 días después en las montañas de Infiernillo de Cutris, San Carlos, cuando la empresa pagó un rescate de $200.000.

Nueva causa. José de Jesús Reyes fue atrapado el sábado en la madrugada cuando vecinos de un minisúper propiedad de Guillermo Godínez Pineda, en la localidad de Santa Fe, escucharon disparos y gritos de auxilio.

El sospechoso del atraco, quien ingresó con otros dos cómplices al negocio, en primera instancia se enfrentó a golpes con Godínez y en determinado momento hubo disparos contra José Sabino Zelaya Tenorio, de 39 años, peón de Godínez, quien llegó a auxiliarlo.

Zelaya murió tras recibir cinco balazos. Una hija de Godínez también resultó con una herida leve de bala.

Dos asaltantes lograron salir del establecimiento con ¢2 millones en efectivo, un celular y la caja registradora, que tenía monedas. Reyes fue atrapado cuando pretendió salir, pero no pudo abrir la puerta principal.

Los vecinos que habían llegado para ver qué pasaba, lo golpearon con palos y puños.

Debido a la paliza, Reyes fue llevado al Hospital de Los Chiles con heridas en la cabeza, el rostro y los brazos. El sábado en la noche fue enviado al Hospital de San Carlos, donde los médicos descartaron un posible desprendimiento de retina.

El domingo en la mañana fue dado de alta y de nuevo lo remitieron al centro médico de Los Chiles, donde permanece bajo custodia policial.

El Ministerio Público informó de que en las próximas horas será indagado y posteriormente se pedirá prisión preventiva contra el extranjero.

Ahora enfrentará los delitos de homicidio y robo agravado.