Por: Carlos Láscarez S. 19 mayo

Un hombre de apellido Neira, de 27 años, investigado por robos, asaltos y venta de droga, fue hallado muerto este viernes producto de tres balazos, confirmó la Cruz Roja de Sarapiquí.

Un trabajador de la construcción descubrió el cuerpo a eso del mediodía, dentro de una iglesia evangélica de la comunidad de La Colonia, situada a 16 kilómetros de Puerto Viejo de Sarapiquí, Heredia.

El cuerpo del sujeto baleado fue trasladado hasta el Complejo de Ciencias Forenses, en San Joaquín de Flores.
El cuerpo del sujeto baleado fue trasladado hasta el Complejo de Ciencias Forenses, en San Joaquín de Flores.

El cuerpo estaba tapado con una capa negra y en medio de una banca de madera. Además de los balazos, el sujeto presentaba un golpe en la barbilla, por lo que fue declarado como fallecido.

Se conoció que la víctima habitaba cerca de la iglesia y que, en apariencia, tenía problemas con varios individuos, quienes presuntamente se dedican a la venta de drogas, según una fuente policial.

Las autoridades investigan si el ahora occiso intentó escapar de sus agresores cruzando por la iglesia, pero no pudo.

Se cree que el asesinato ocurrió entre la noche del jueves y la madrugada del viernes, versión que debe ser verificada por los agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) de la sede de Puerto Viejo.