Sujeto se habría llevado perros de cacería y dos armas de fuego

 16 octubre, 2014
Imagen sin titulo - GN
Imagen sin titulo - GN

Cutris, San Carlos Un hombre buscado por la Policía por ser sospechoso de asesinar a un universitario, quien protegía animales, entró en la casa de unos vecinos y se llevó víveres, como galletas, así como un toldo para protegerse de zancudos.

Las autoridades creen que el individuo, identificado como Miguel Pineda Chaves, de 29 años, sustrajo esos artículos para refugiarse en la montaña, en Chamorro de Cutris de San Carlos (zona norte), a unos cuatro kilómetros del punto en que se ejecutó crimen.

Las versiones que los lugareños dieron al Organismo de Investigación Judicial (OIJ) es que al supuesto asesino se le vio entrar, el lunes, a la vivienda de una familia de apellido Porras. Aunque en ese momento la casa estaba sola, personas que estaban cerca lo observaron.

Además, se afirma que en la madrugada del martes el sujeto se llevó a sus perros de cacería, pues los residentes escucharon el silbido con el que Pineda llamaba a sus animales y estos desaparecieron.

Las autoridades registraron ayer un galerón en el que supuestamente vive el sospechoso. Además, realizaron una búsqueda en 25 hectáreas de zona montañosa, cerca de donde ocurrió el homicidio. | CARLOS HERNÁNDEZ.
Las autoridades registraron ayer un galerón en el que supuestamente vive el sospechoso. Además, realizaron una búsqueda en 25 hectáreas de zona montañosa, cerca de donde ocurrió el homicidio. | CARLOS HERNÁNDEZ.

Este individuo está en fuga desde la tarde del domingo, cuando fue asesinado el estudiante de Derecho, Diego Armando Saborío González, de 28 años.

Según la información de la Policía Judicial, el crimen se dio en venganza porque Saborío impedía a Pineda ingresar a una finca de su familia a cazar animales.

La víctima murió por un impacto de bala en el pecho. El agresor también incendió la casa y el carro de Saborío.

Algunos testigos vieron el ataque. El sospechoso dejó tirada su billetera en el lugar.

Armado. Oficiales de la Fuerza Pública y de la subdelegación del OIJ de Los Chiles han realizado operativos de búsqueda en unas 25 hectáreas de montaña; sin embargo, la labor se complicó debido a las lluvias y el desbordamiento de ríos.

La información recabada por la Policía señala que el fugitivo tiene entrenamiento que le permite estar hasta seis meses montaña adentro, debido a que se dedica, desde hace años, a la caza y pesca.

Aparentemente, Pineda carga un arma de fuego, tipo carabina 30-30, y un rifle.

Precisamente, la autopsia que se le practicó al fallecido reveló que lo impactó una bala de carabina.

Una tía de Saborío, de apellido González, quien vio el momento del homicidio, contó que su familiar estaba de cuclillas pintando los aros de su carro, cuando el agresor se acercó y le disparó.

Carácter. Los vecinos también relataron a los oficiales que Pineda se molestaba si alguna persona le decía cosas negativas de la cacería.

Supuestamente, dos semanas atrás, este hombre mató a un venado y lo colgó en la puerta de la casa de Saborío.

Un conocido del sospechoso –cuya identidad se reserva– narró que se encontraron la tarde del domingo, luego del crimen, y que Pineda le aseguró que prefería morir antes de que lo detuvieran.

Otra vecina, de apellido López, dijo que el supuesto agresor le envió un mensaje al padre de Saborío, en el que le advertía de que también lo mataría.