Dentro de vivienda del sujeto se hallaron prendas de vestir ensangrentadas

Por: Carlos Láscarez S. 30 septiembre, 2014

El sospechoso de matar de un balazo al juez de Flagrancia del Juzgado de Desamparados, José Manuel Chinchilla Chavarría, de 54 años, goza del beneficio de ejecución condicional de la pena luego de que fue sentenciado por el delito de robo agravado, indicó el OIJ, sin aportar mayores detalles.

Este logró escabullirse de un operativo que desplegaron agentes de homicidios del OIJ.

El acción policial se efectuó la tarde del domingo en Los Cuadros de Goicoechea, San José, donde habita el sujeto, de apellido Gutiérrez y 23 años, confirmó el OIJ.

Aunque no se logró el arresto de Gutiérrez, los agentes judiciales sí encontraron varias prendas de vestir ensangrentadas, las cuales serán analizadas en los laboratorios del Complejo de Ciencias Forenses en San Joaquín de Flores, Heredia.

El sujeto está plenamente identificado gracias a la versión de testigos y la Policía creía posible ayer capturarlo en cuestión de horas.

El juez de Flagrancia del Juzgado de Desamparados, José Manuel Chinchilla, fue baleado en la entrada al bar Stragos, situado cerca del Cuerpo de Bomberos, en Guadalupe. Fuera del local quedaron evidencias. | RAFAEL PACHECO
El juez de Flagrancia del Juzgado de Desamparados, José Manuel Chinchilla, fue baleado en la entrada al bar Stragos, situado cerca del Cuerpo de Bomberos, en Guadalupe. Fuera del local quedaron evidencias. | RAFAEL PACHECO

Departía en bar. El juez Chinchilla fue sorprendido por Gutiérrez el viernes pasado fuera del bar Stragos, situado 200 metros al oeste de la ferretería El Guadalupano.

No se conocen los motivos por los que estaba en la acera, a escasos metros de la entrada principal. Tampoco si el gatillero logró robarle dinero o algún artículo.

Luego de exigirle entregar sus pertenencias, Chinchilla fue baleado en el ojo izquierdo a corta distancia. El juez fue remitido en una ambulancia privada hasta el Hospital Calderón Guardia, donde falleció minutos antes de su arribo.

Huyeron a pie. Según la Policía, testigos dijeron que dos sujetos escaparon a pie corriendo hacia el parque central de Guadalupe, pero no fueron localizados.

En el momento en que fue herido el juez, dentro del bar estaban nueve personas, entre clientes y empleados, corroboró la Fuerza Pública esa noche. Fuera del local se hallaron evidencias.

El juez frecuentaba la zona de Goicoechea debido a que tenía familia, aunque vivía en Desamparados, aseguró su hermano Francisco un día después del asesinato.

Chinchilla ingresó al Poder Judicial a trabajar en la sección de Recepción de Denuncias y fue escalando hasta convertirse en juez.

Antes de formar parte del Juzgado de Desamparados, Chinchilla laboró como juez penal juvenil en San Carlos. Era padre de tres hijos y su sepelio se efectuó el domingo en el camposanto La Piedad.

Años atrás también laboró como cajero y contador en el desaparecido Banco Anglo Costarricense (BAC), el cual cerró en 1994 luego de que se declaró en quiebra.