Por: David Delgado C. 22 septiembre, 2013

El sospechoso de matar de un balazo a José Alonso Romero Picado, chofer del ministro de la Presidencia, Carlos Ricardo Benavides, quedó libre el viernes con tres medidas cautelares.

El Juzgado Penal de Goicoechea le ordenó al exguardaespaldas, de apellido González y de 64 años, firmar cada 15 días, no salir del país y no acercarse a testigos durante todo el proceso. Así lo confirmó el Departamento de Prensa del Poder Judicial.

La Fiscalía informó de que había solicitado que a González le prohibieran usar armas de fuego, pero el Juzgado no impuso esa medida. Sin embargo, el Departamento de Control de Armas y Explosivos del Ministerio de Seguridad Pública, confirmó que él ni siquiera tiene permiso de portación de armas.

González está siendo procesado por el delito de homicidio simple por los hechos ocurridos el jueves cuando, luego de un pequeño choque entre dos vehículos, Romero se dio de golpes con González y este último le disparó con un revólver.

Etiquetado como: