También fueron liberados otros cuatro hombres vinculados al ataque

Por: Hulda Miranda P. y Óscar Rodríguez 10 noviembre, 2014

El viernes, el Juzgado Penal de Heredia dejó en libertad a un empresario de apellido Ramírez, quien, el jueves, había sido apresado como sospechoso de ordenar asesinar a un socio.

El juez tampoco dictó prisión preventiva para el supuesto intermediario, de apellido Mora; el presunto gatillero, apellidado Reyes, y dos colaboradores, de apellidos Hernández y Chacón.

La información la confirmó la oficina de prensa del Ministerio Público, la cual agregó que se fijaron otras medidas cautelares, pero no brindó el detalle. No fue posible obtener la información del juzgado.

La Fiscalía de Heredia informó de que apeló contra la decisión del juzgado y que espera que el Tribunal Penal señale la fecha para la audiencia.

“La Fiscalía considera que la prisión preventiva es la medida que objetivamente se aplica para los imputados en este caso”, comunicó la entidad.

Ramírez es el presidente de la compañía Busetas Heredianas, S. A.

Él fue condenado a una pena de seis años de cárcel por el delito de administración fraudulenta.

Sin embargo, por decisión de las autoridades del Ministerio de Justicia, desde octubre del año pasado fue trasladado a un régimen semiinstitucional, por lo que solo debe dormir una noche a la semana en un centro penal.

El jueves, las autoridades allanaron la casa del supuesto autor intelectual, en Concepción de San Rafael de Heredia. | WÍLBERTH HERNÁNDEZ
El jueves, las autoridades allanaron la casa del supuesto autor intelectual, en Concepción de San Rafael de Heredia. | WÍLBERTH HERNÁNDEZ

Ataque. A Ramírez se le atribuye ser el autor intelectual del intento de homicidio contra un socio, de apellido Garita. El hecho ocurrió en febrero de este año en Mercedes Norte de Heredia. La víctima fue baleada cuando iba en su auto, pero sobrevivió.

Supuestamente, para ejecutar el homicidio, el empresario había contratado a Mora, quien a su vez buscó a unos sicarios.

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) y la Fiscalía indicaron que, según la pesquisa, el ataque se debió a la denuncia por administración fraudulenta que Garita había interpuesto contra Ramírez años atrás y que lo llevó a ser condenado.

Tras la sentencia, el empresario solo estuvo un año y cuatro meses en prisión, luego de interponer recursos de casación y de revisión.

En el 2006 fue puesto en libertad de forma temporal por decisión de la Sala Tercera formada por suplentes. En setiembre del año pasado, Ramírez volvió a cumplir la pena, pero salió un mes después por un beneficio que le dio el Ministerio de Justicia.