Índice nacional se mantiene bajo pese a violencia focalizada en 10 distritos

Por: David Delgado C. 19 noviembre, 2014
Vecinos oyeron balazos a las 3 a. m., y un auto se desplazó rápidamente. Hasta ayer, los cadáveres no habían sido identificados. | ALBERT MARÍN.
Vecinos oyeron balazos a las 3 a. m., y un auto se desplazó rápidamente. Hasta ayer, los cadáveres no habían sido identificados. | ALBERT MARÍN.
Tres hombres aparecieron asesinados este martes en el río Damas, en Guatuso de Patarrá. | ALBERT MARÍN.
Tres hombres aparecieron asesinados este martes en el río Damas, en Guatuso de Patarrá. | ALBERT MARÍN.

Las pugnas entre grupos rivales del narcotráfico dispararon los homicidios en los cantones Central de San José y Desamparados, al aumentar abruptamente el número de muertes con respecto al año pasado.

El último caso se produjo este martes cuando aparecieron tres hombres tirados en el cauce del río Damas, debajo del puente que divide Guatuso de Patarrá y Los Guido de Desamparados.

Según informó el Organismo de Investigación Judicial (OIJ), una de las víctimas fue ultimada de al menos cuatro balazos; la otra, apuñalada y asfixiada con una faja, y la tercera, baleada y degollada.

Las estadísticas judiciales revelan que, entre enero y setiembre de este año, hubo 285 homicidios en todo el país, 17 menos que en igual periodo del 2013.

Durante esos nueve meses, la tasa de homicidios fue baja –6 por cada 100.000 habitantes–, debido a que en 40 cantones del país los asesinatos disminuyeron y en 21 se mantuvieron igual que en el mismo lapso del año pasado.

Incluso, en la provincia de Limón, donde la tasa de homicidios es la más alta, los asesinatos han mermado (pasaron de 74 a 62).

Sin embargo, en los cantones Central de San José y Desamparados aumentó significativamente la cifra de crímenes de un periodo a otro. En el primero se registraron 45 asesinatos (11 más que en el 2013), y en Desamparados, 23 (nueve más). De igual forma en Alajuelita subieron de 8 a 11; en Coronado de 3 a 6; y en Alajuela centro, de 11 a 19.

No obstante, solo en Desamparados, durante los primeros 18 días de noviembre se perpetraron 12 crímenes en Dos Cercas, Patarrá, Calle Fallas, Los Guido y San Rafael Abajo.

Si se suma otra muerte ocurrida en octubre, en ese último cantón capitalino, se han registrado 36 asesinatos en lo que va del año. Es decir, presentó una tasa de 15,6 por cada 100.000 habitantes, una cifra que casi duplica la tasa nacional de todo el 2013 (8,6).

Preocupación. El presidente de la República, Luis Guillermo Solís, se mostró preocupado por estos crímenes, al tiempo que consideró que “era previsible que mucho de ello ocurriera”.

Al ahondar sobre el tema, explicó que en seis meses de su administración han sido confiscadas 26 toneladas de cocaína.

“Eso está teniendo un impacto directo sobre las bandas locales y está empezando a dolerles a cuerpos internacionales del crimen organizado. Desafortunadamente hay vínculos directos que se han establecido; muchos de ellos, entre lo que está ocurriendo en algunas partes del país, como Limón, y acontecimientos de ajustes de cuentas entre bandas que están teniendo consecuencias en barrios residenciales en el propio San José”, agregó.

Según Solís, “cuando se producen decomisos de drogas del tamaño que se están produciendo (...), hay una serie de vínculos que se revelan para los narcotraficantes. Se dan cuenta de quiénes son los que hablan, cómo es que hablan, de dónde viene la información y quiénes son los que pierden la droga”.

El fiscal adjunto contra la Delincuencia Organizada, Miguel Abarca, dijo que tras el incremento de los incidentes violentos en Desamparados, se coordinaron operativos con la Policía Judicial y se han abierto causas penales.

Gerald Campos, subdirector del OIJ, señaló que la mayoría de esas muertes tienen que ver con bandas rivales que están actuando muy agresivamente.

Esa violencia convierte los casos en más complejos, pues ningún testigo habla y dependen solo de la prueba científica, detalló.

“Si tuviéramos testigos que nos hablen de frente y nos digan que van a ir a juicio a declarar, sería otra historia, pero los ciudadanos tienen miedo de ser el siguiente (asesinado)”, afirmó.

Campos sostuvo que han mantenido la coordinación con la Fuerza Pública, ya que en esa zona hay muchas armas ilegales. De hecho, se han llevado a cabo operativos, donde han realizado este tipo de decomisos.

Precisamente, el lunes, en la noche, un oficial de la Fuerza Pública resultó baleado en un retén policial en el cruce hacia San Miguel de Desamparados.

infografia

Etiquetado como: