Exfuncionario de Fuerza Pública está en fuga

Por: Eillyn Jiménez B. 31 mayo
Arce fue detenido en el allanamiento que realizaron agentes del OIJ en su vivienda, en San Pablo de Heredia.
Arce fue detenido en el allanamiento que realizaron agentes del OIJ en su vivienda, en San Pablo de Heredia.

El Organismo de Investigación Judicial relaciona a un miembro de la Fuerza Pública y a un expolicía con un grupo narco y los vincula con el homicidio de un colombiano de 23 años, quien murió el 25 de agosto del 2016.

Por estos hechos, la Policía Judicial realizó este miércoles dos allanamientos en Heredia y otros dos en San José para buscar evidencias relacionadas con el asesinato.

En el operativo los agentes judiciales detuvieron a un oficial de la Fuerza Pública de apellido Arce y de 28 años, quien se encontraba en su vivienda, ubicada en San Pablo de Heredia. Él figura como sospechoso de participar en el crimen.

El funcionario laboraba en la delegación de Mercedes de Heredia y tenía siete años de servicio.

El Ministerio de Seguridad informó de que el oficial será despedido de su cargo.

"Quien se desajuste a nuestros valores institucionales deberá responder por sus actos. Cero tolerancia a la corrupción", mencionó el ministro de Seguridad, Gustavo Mata.

Además, las autoridades allanaron otra casa en barrio Cuba, San José; un negocio dedicado a la compra y venta, en La Carpio; así como el casillero de Arce en la delegación policial de Heredia centro.

Otro sujeto, apellidado Ordeñana (24 años) y quien también laboró como oficial, estaría relacionado con el crimen, pero actualmente se encuentra en fuga.

Él fue cesado de su puesto el año pasado, según informó Seguridad, por otras investigaciones que se siguen en su contra.

El OIJ difundió la fotografía de un hombre de apellido Ordeñana, quien trabajaba para la Fuerza Pública y es buscado con fines policiales.
El OIJ difundió la fotografía de un hombre de apellido Ordeñana, quien trabajaba para la Fuerza Pública y es buscado con fines policiales.

"Logramos culminar una investigación de varios meses y bastante complicada, en la cual se logra la detención de un funcionario de la Fuerza Pública, a quien se le vincula con el homicidio de un colombiano", mencionó Pablo Calvo, jefe del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) en Heredia.

Según datos del OIJ, tanto Arce como Ordeñana serían parte de una organización dedicada al trasiego de droga y el préstamo de dinero, la cual tiene entre dos y tres años de operar en el país.

"No se puede mencionar monto, pero sí tenemos entendido que es una cantidad importante de dinero (la que recibían los oficiales)", añadió el jerarca policial.

En el grupo criminal hay otros tres sujetos de nacionalidad extranjera, quienes en apariencia no se encuentran en Costa Rica, motivo por el que hay una alerta para intentar ubicarlos en aeropuertos, puestos fronterizos u otros países.

"Estamos coordinando con la Policía Internacional (Interpol) y otros organismos de la región (...). Tenemos entendido que salieron de manera ilegal del país", dijo Calvo.

Los hechos

De acuerdo con la investigación, el fallecido, identificado como Bryan Quintero Useche, iba saliendo del Centro de Atención Semiinstitucional (CASI) en Heredia, cuando fue abordado por los oficiales de la Fuerza Pública, quienes luego de identificarlo y de revisarle las pertenencias, lo detuvieron, esposaron e ingresaron a la patrulla.

"Con unos videos se logra ubicar a los dos funcionarios de la Fuerza Pública reunidos con unos extranjeros, quienes reciben de manos de los oficiales a la víctima. Ahí, en el mismo sitio (en San Lorenzo de Flores, Heredia), le dan muerte a Bryan Quintero (...)", explicó Calvo.

Los policías habrían presenciado el crimen, pero se desconoce si también agredieron al fallecido.

Quintero, de nacionalidad colombiana y de 23 años, presentaba varios golpes en todas partes del cuerpo y también una herida de arma blanca en el cuello.

El OIJ indicó de que los oficiales se encontraban en servicio cuando interceptaron a Quintero, quien descontaba una pena por el delito de psicotrópicos.

En ese momento, los policías estaban fuera de su radio de acción, ya que se ubicaban en Heredia centro y ellos trabajaban en la delegación de Mercedes.

"Tenemos entendido que se trata de un ajuste de cuentas. Estos sujetos (los extranjeros) contratan a los funcionarios de la Fuerza Pública para que aborden a la víctima y lo logren identificar bien, así como para llevarlo al sitio donde le dan muerte", manifestó el jefe del OIJ de Heredia.

Calvo agregó que los oficiales también habrían dado a los foráneos datos de cobros y ubicación de personas.

En la vivienda de Ordeñana, los agentes del OIJ encontraron un arma de fuego, camisetas, gorras y uniformes de la Fuerza Pública que tuvieron que ser devueltos luego del despido.

Información actualizada a las 4:57 p. m. con detalles brindados por el OIJ.