Toyota Yaris fue llevado al laboratorio forense para buscar pistas sobre los homicidas

Por: Hugo Solano 18 marzo
Cuando los bomberos apagaron el incendio abrieron la joroba y estaban los dos cuerpos.
Cuando los bomberos apagaron el incendio abrieron la joroba y estaban los dos cuerpos.

Una pareja fue asesinada y sus restos aparecieron en la joroba de un Toyota Yaris negro, la madrugada de este sábado en San Rafael de Escazú.

Los Bomberos atendieron la alerta que ingresó poco antes de la 1 a. m. e indicaba que había fuego en un vehículo liviano en la Urbanización Los Pinares, cerca de Bello Horizonte, en San Rafael de Escazú.

Dos unidades, una extintora y una unidad de ataque rápido, fueron movilizadas al sitio y encontraron el vehículo envuelto en llamas.

La sorpresa fue mayor cuando dentro de la cajuela se encuentran dos personas fallecidas.

El carro, modelo 2012, aparece a nombre de una vecina de Hatillo.
El carro, modelo 2012, aparece a nombre de una vecina de Hatillo.

Según lo que vecinos narraron a la Policía, primero se escucharon unas detonaciones de arma de fuego y posteriormente vieron fuego en el vehículo liviano, por lo que se llamó a Bomberos.

Agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) también llegaron al sitio y se hicieron cargo de la investigación.

El carro, modelo 2012, aparece a nombre de una mujer de apellido Román, de 21 años y vecina de Hatillo, sin embargo se desconoce si se trata de la fallecida, ya que ninguno de los dos cuerpos ha sido identificado por la Policía Judicial.

Ambos cuerpos estaban bocarriba en la cajuela, la mujer estaba maniatada. Uno de los fallecidos tenía las manos atadas con los cables tipo lagarto que se usan para interconectar baterías cuando hay fallos eléctricos.

Una vez que el juez de turno y el fiscal llegaron a la escena, los agentes del OIJ se llevaron el carro al laboratorio forense, lo mismo que los cuerpos, para buscar más evidencias que ayuden a esclarecer el caso.

Caso similar

El viernes 18 de noviembre del 2016, otra pareja fue asesinada dentro de un carro de marca Chevrolet, estilo Tahoe, al que le prendieron fuego en una finca de caña en Juan Viñas de Jiménez, Cartago.

Esa vez fallecieron Jesús Barrantes Gutiérrez y Pamela Mora Espinoza, ambos vecinos de San José, sin antecedentes penales y de unos 23 años.

Esta pareja también falleció calcinada en un Chevrolet hallado en Juan Vinas de Jimenez, Cartago, el 18 de noviembre del año pasado.
Esta pareja también falleció calcinada en un Chevrolet hallado en Juan Vinas de Jimenez, Cartago, el 18 de noviembre del año pasado.

Según la Policía Judicial, la única línea de investigación que se tiene deja ver que los tres sospechosos de ese doble asesinato viajaban en un Hyundai azul, modelo 2011.

Las imágenes quedaron grabadas en algunas cámaras de seguridad de negocios cartagineses a las 4 a. m. del día del hallazgo de los cuerpos.

Etiquetado como: