Cruz Roja de Ipís declaró fallecidos a dos hombres

Por: Hugo Solano, Carlos Láscarez S. 4 diciembre, 2015
A las 7 p. m. las diligencias judiciales seguían en el lugar.
A las 7 p. m. las diligencias judiciales seguían en el lugar.

La Cruz Roja de Ipís atendió a las 4:20 p. m. de este viernes una alerta sobre dos personas heridas de bala en Mozotal de Goicoechea y, al llegar al sitio, confirmó que no presentaban signos vitales.

Los datos preliminares revelados por David Ramírez, despachador de la Cruz Roja, revelan que cuando la ambulancia 590 llegó al sitio declaró a los dos jóvenes sin vida y dejó la escena bajo custodia de la Fuerza Pública.

El paramédico Ricardo Jiménez constató que ambos presentaban impactos de arma de fuego. Los cuerpos están dentro de una vivienda en la cuarta alameda de la urbanización La Trinidad.

Agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) se dirigen al sitio para determinar qué fue lo ocurrido y a las 7 p. m. recogían evidencias en el lugar.

Francisco Cordero, subdirector regional de la Fuerza Pública de San José confirmó el suceso y dijo que todavía no está claro el móvil.

La Cruz Roja de Ipís declaró fallecidas a dos personas heridas por arma de fuego dentro de una vivienda en la alameda 4 de la urbanización La Trinidad.
La Cruz Roja de Ipís declaró fallecidas a dos personas heridas por arma de fuego dentro de una vivienda en la alameda 4 de la urbanización La Trinidad.

Vecinos que prefirieron no identificarse djeron que ya se habían quejado con el dueño de la casa alquilada por lo conflictivo de los vecinos y por movimientos de aparente venta de drogas.

Uno de los fallecidos fue identificado por su madre como Roney Coto Marín, de 24 años.

El otro fue identificado como Anthony Castrillo Castrillo de 25 años, con antecedentes policiales, según indicó Cordero. El Ministerio de Justicia confirmó que Castrillo descontó una pena por extorsión y accionamiento de arma. Salió de prisión el 30 de marzo del 2012.

Las dos víctimas yacían en la sala.

Las versiones preliminares de vecinos indican que un carro blanco llegó al lugar y luego se oyeron las detonaciones, razón por la cual se alertó a las autoridades.

Roney Coto gozaba de un régimen de confianza y debía asistir a dormir en un centro semiinstitucional algunos días de la semana. Fue trasladado a dicho centro el cinco de agosto pasado. El 20 de noviembre del 2017 terminaría de purgar su pena de cinco años por robo agravado.

Al parecer ya le habían amenazado por medio de mensajes de texto en celulares y este viernes se concretaron las amenazas.

Noticia actualizada a las 8:33 p. m.