10 noviembre, 2014

Un policía de la Fuerza Pública fue detenido como sospechoso de robar el arma de un sujeto involucrado en dos asesinatos.

El oficial, de apellidos Claudel Vargas, labora en la delegación de León XIII, en Tibás.

La pistola pertenecía a un hombre de apellido Porras, de 20 años, quien fue capturado la madrugada del domingo pues figura como principal responsable del homicidio de dos personas en un intento de asalto. Una tercera víctima quedó herida.

La Policía se presentó en el sector conocido como calle El Martillo, en León XIII, donde logró aprehender al atacante.

Según el Organismo de Investigación Judicial (OIJ), Porras intentó huir después del crimen. Al parecer, en el escape colocó su arma de fuego en un muro. Momentos después, Claudel pasó por el mismo sitio y la pistola desapareció.

El oficial fue detenido inmediatamente por la sospecha de que tomó el revólver. Pero, aunque las autoridades revisaron sus pertenencias y su vehículo, no lograron hallar el arma desaparecida, por lo que la pesquisa se mantiene.

El doble homicidio ocurrió en la calle El Martillo. | DIANA MÉNDEZ
El doble homicidio ocurrió en la calle El Martillo. | DIANA MÉNDEZ

Crimen. Los fallecidos fueron identificados como Rosendo Antonio López López, de 35 años, y Léster Picado Amaya, de 22. El primero murió en el lugar de los hechos, mientras el segundo, poco después, en el Hospital San Juan de Dios.

El herido, de apellido Dávila, tiene 26 años y está en condición grave en el Hospital México.

El OIJ indicó que los tres sujetos estaban en la vía pública cuando llegó Porras, quien les habría exigido entregar sus pertenencias. Como los hombres le respondieron que no portaban nada, el asaltante les disparó.

La Policía Judicial confirmó que Porras registra antecedentes por delitos como portación ilegal de armas, homicidio simple y homicidio calificado. Ayer permanecía detenido.

Sobre el oficial Claudel, la oficina de prensa del Ministerio de Seguridad Pública (MSP) informó de que no se referirían al asunto con el fin de no entorpecer las investigaciones que tiene en curso el OIJ.