Le decomisaron revólver calibre 38 que había sido sustraído de tostadora de café. Será procesado por la Fiscalía de Flagrancia.

Por: Hugo Solano 25 septiembre, 2014
Además del revólver y seis municiones, la Fuerza Pública dejó ante la Fiscalía otros bienes y documentos que portaban los sospechosos.
Además del revólver y seis municiones, la Fuerza Pública dejó ante la Fiscalía otros bienes y documentos que portaban los sospechosos.

Un hombre sin oficio conocido, y pasado unas 90 ocasiones a diversos despachos judiciales por robos y asaltos, cayó de nuevo en manos de la Fuerza Pública y quedó ante las autoridades judiciales por llevar consigo un arma sin el respectivo permiso.

Al ser procesado por Flagrancia se garantiza que su caso será analizado por un Tribunal en un plazo de un mes o menos, según la cantidad de casos que maneje el Juzgado.

Una mujer policía observó un automóvil estacionado cerca de Plaza Lincoln, Moravia, y se detuvo para solicitar documentos de identidad a sus tres ocupantes.

Casi de inmediato supo que se trataba de delincuentes y, tras una breve revisión, dio con un revólver calibre 38 en poder de uno de ellos, de apellido Núñez.

Carlos León, jerarca policial de Moravia, dijo que los otros dos individuos también son reconocidos por una variedad de fechorías, pero de momento no tenían nada pendiente con la justicia y fueron dejados en libertad. La acción policial se realizó al final de la tarde del miércoles.

Núñez, en cambio, fue remitido a la Fiscalía de Flagrancia en Goicoechea, pues carece de permiso para la portación de un arma de fuego.

Según León, el revólver calibre 38 que portaba el detenido tiene denuncia por robo, ya que fue hurtado tiempo atrás de una tostadora de café.

Etiquetado como: