5 noviembre, 2015
La banda se dedicaba principalmente a robar tarros de leche y suplementos, ya que son fáciles de esconder en bolsos y tienen un costo superior a los ¢10 mil cada uno.
La banda se dedicaba principalmente a robar tarros de leche y suplementos, ya que son fáciles de esconder en bolsos y tienen un costo superior a los ¢10 mil cada uno.

La Fuerza Pública detuvo, la noche de este miércoles en San Carlos, a la banda de "Las Lecheras", conocida así porque se especializaba en robar tarros de leche en polvo y suplementos.

La captura de "Las Lecheras" se produjo a eso de las 7 p. m. en el sector de Los Llanos de Aguas Zarcas, San Carlos.

La policía detuvo a tres mujeres y un hombre.

La captura se realizó luego de que la Fuerza Pública fuera alertada de que el grupo ingresó a robar al supermercado Adriana, ubicado en Santa Fe de Aguas Zarcas.

La banda quedó grabada en las cámaras de seguridad.

En el video se logra apreciar como unas mujeres distraen a los dependientes, mientras otras toman los tarros de leche y los echan en bolsos, para luego salir del lugar.

Las autoridades confirmaron que el grupo robó, este miércoles, en al menos tres supermercados de la zona. En el súper Adriana sustrajeron 12 tarros de leche y otros artículos, valorados en más de ¢200.000.

La banda se movilizaba en un vehículo Fiat color gris.

El carro era conducido por el hombre, quien aguardaba afuera de los supermercados mientras las mujeres daban los golpes.

El oficial Carlos Borbón, de la Fuerza Pública de Aguas Zarcas, dijo que dentro del vehículo encontraron varios de los artículos reportados como robados.

Los detenidos son un hombre de apellidos Agüero Salas y tres mujeres apellidadas Mena Alvarado, Rocha Gutiérrez y Valle Castellón, esta última, según Borbón, con amplio expediente por delitos contra la propiedad.

Las mujeres son nicaragüenses y el hombre costarricense, todos vecinos de Alajuelita.

La banda de "Las Lecheras" tiene casi dos años de operar en San Carlos, donde han dejado pérdidas considerables a los comerciantes. Los sitios donde dieron más golpes fueron en las comunidades de La Fortuna, La Tigra, Monterrey y Muelle.