Sujeto de 26 años quedó a la orden de la Fiscalía

Por: Hugo Solano, Eillyn Jiménez B. 1 diciembre

Oficiales de la Fuerza Pública de Heredia detuvieron la noche de este jueves, en Barva, a un sospechoso del triple homicidio que se registró el 16 de noviembre en Carrillos Bajo de Poás, Alajuela.

14 días después del triple asesinato la Fuerza Pública capturó al sospechoso y lo dejó ante autoridades judiciales. Fotografía: JOHN DURAN
14 días después del triple asesinato la Fuerza Pública capturó al sospechoso y lo dejó ante autoridades judiciales. Fotografía: JOHN DURAN

Se trata de un costarricense de apellido Medrano, a quien los agentes interceptaron en la vía pública para reducirlo a la impotencia y esposarlo.

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) confimó este viernes que el sospechoso les fue entregado y luego quedó a la orden de la Fiscalía para lo que corresponda.

Medrano, de 26 años, es vecino de Mercedes Norte de Heredia y tiene antecedentes por portación ilegal de arma de fuego, robo y narcotráfico.

El triple crimen ocurrió la noche del 16 de noviembre anterior a las 10 p. m.

Esa día perdieron la vida Keylor Campos Espinoza, de 22 años; Timoteo Pérez Cruz, de 27 y Daniela Corella Castro, de 25.

Sobrevivió Cristopher Campos Espinoza, de 24 años, quien ya está fuera de peligro, indicó Michael Soto, jefe de Planes y Operaciones del OIJ. Campos, quien tiene antecedentes por venta de drogas, era el compañero sentimental de Daniela Corella.

Las tres personas fallecidas quedaron dentro de una pequeña vivienda donde también resultó ilesa una niña de ocho meses, hija de la mujer asesinada.

De acuerdo con Soto, dos testigos de los hechos informaron a los investigadores que la noche del triple asesinato Medrano llegó a la vivienda en Carrillos Bajo de Poás, donde se acostumbraba a consumir drogas.

"Llega a pie y se retira a pie, es un sujeto conocido de las víctimas, conocido de la zona y también vecino de un lugar cercano, entonces había una relación de familiaridad, suponemos, por esta relación cercana, que tuvo que haber ocurrido algún tipo de conflicto para que desencadenara la muerte de estas tres personas", agregó el funcionario.

Nuevos elementos.

De acuerdo con un boletín de prensa de la Fiscalía, uno de los baleados había quedado en prestarle ¢100.000 a Medrano, por lo que él llegó al lugar a recoger el dinero; sin embargo, al momento en el que la víctima le entregó el monto, el imputado observó que tenía más.

Ahí fue donde Medrano sacó un arma de fuego y amenazó al ofendido para que le entregara todo el dinero que portaba, como este se negó, el sospechoso le disparó y luego abrió fuego contra las otras personas que se encontraban en la vivienda.

Este viernes la Fiscalía aclaró que, además del sobreviviente Cristopher Campos, había otro hombre dentro de la casa, que logró huir de la zona sin ser atacado.

Gracias al testimonio de ambos, la Policía pudo determinar quién fue el agresor y capturarlo este viernes.

Medrano se encuentra bajo las órdenes del Ministerio Público, donde será indagado antes de ser presentado al Juzgado Penal, para solicitar en su contra las medidas cautelares correspondientes.