Autoridades difundieron video de la sospechosa

Por: Eillyn Jiménez B. 30 noviembre

La Policía Judicial difundió este jueves un video en el que aparece una mujer que aparentemente, participó en la planeación y ejecución de un joven de 19 años el pasado 2 de julio.

De acuerdo con las autoridades, la sospechosa y la víctima visitaron juntos un centro comercial en Escazú, compartieron una comida rápida y, posteriormente, ella lo fue a dejar a una parada de bus ubicada sobre la ruta 27, exactamente un kilómetro al oeste de Forum, en Santa Ana.

Álvaro González, jefe de la sección de Homicidios del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), explicó que el fallecido fue identificado como Joshua Caleb Mora Artavia, quien tenía antecedentes por robo agravado y portación ilegal de arma de fuego permitida.

Además, no se le conocía oficio y tampoco estudiaba.

"Caleb, como se le conocía, era investigado por ser parte de una organización criminal dedicada al narcotráfico, por lo que creemos que se trata de una rencilla o un ajuste de cuentas por drogas", explicó el jerarca del OIJ.

González precisó que la víctima presentaba al menos 15 heridas por arma de fuego, la mayoría en la cabeza, y que en el lugar los agentes judiciales encontraron más de 27 casquillos de armas nueve milímetros y calibre .40, por lo que presumen que hubo, al menos, dos pistoleros.

"Queremos hacer énfasis en la identificación de esta femenina, una mujer joven de entre 18 y 23 años que vestía blusa rosada, suéter gris, mezclilla azul, tenía un peinado de moño y un tatuaje en el pecho. Creemos que participó en la planeación y que llevó a la víctima a la parada donde le dieron muerte", manifestó González.

El jefe de la Policía Judicial precisó que ella conducía un vehículo color negro en el que entraron y salieron del centro comercial.

Agregó que se presume que ambos se conocieron días antes del crimen, pero que buscan precisar a qué organización pertenece la mujer.

Dos días después del crimen, trascendió que Mora tenía orden de captura por no haberse presentando a un juicio en el cual figuraba como sospechoso por el homicidio de su propia hija de dos meses.

El muchacho fue declarado en rebeldía por el Tribunal Penal de Pavas, por no presentarse al debate. Caso contrario a su expareja y madre de la bebé, Charlotte Soto Céspedes, quien también era imputada y resultó condenada a 30 años de cárcel el pasado 20 de junio.