OIJ cree asesinos que utilizaron AK-47 o fusil AR-15

Por: Gustavo Fallas M. 15 marzo
El carro baleado fue trasladado al OIJ de Limón para ser analizado.
El carro baleado fue trasladado al OIJ de Limón para ser analizado.

Más de 150 impactos registra el vehículo atacado a balazos la noche de este martes, en el que murieron dos adultos y dos niños en Dondonia de Matama, en Limón.

Así lo informó este martes Wálter Espinoza, director del Organismo de Investigación Judicial (OIJ). Preliminarmente las autoridades estiman que los asesinos utilizaron una subametralladora AK-47 o un fusil AR-15, cuyo uso está prohibido en el país.

El automotor, de la marca Toyota Fortuner, modelo 2014, fue trasladado al OIJ de Limón la madrugada de este miércoles para ser analizado.

Asimismo, en el lugar donde ocurrió la balacera se encuentra una unidad canina buscando rastros de las armas utilizadas.

Espinoza dijo que la tesis principal del ataque es un conflicto entre organizaciones criminales de Limón, aunque prefirió no dar más detalles porque el caso está bajo investigación.

La balacera ocurrió a las 8:45 p. m. cuando el carro pasaba por un río en Matama. En ese momento los pistoleros salieron de los matorrales y dispararon en múltiples ocasiones contra el automotor. Cerca de donde se dio el ataque vivía la mujer asesinada.

El ataque ocurrió cuando el vehículo pasaba por este río.
El ataque ocurrió cuando el vehículo pasaba por este río.

En el vehículo murieron cuatro personas: la conductora, identificada como Roschelly Lawson Wright, de 27 años; el copiloto, David Jesús Aragón Fernández, de 26 años y dos niños de 4 y 5 años, hijos de Aragón, que iban en la segunda fila de asientos.

En el Toyota sobrevivieron dos menores 3 y 8 años, uno de ellos con una herida de bala en la rodilla y el otro con un disparo en un glúteo; así como una mujer de apellido Barrantes, pareja de Aragón y madre de los menores asesinados. Ellos tres se encuentran estables en el hospital Tony Facio de Limón, dijo Espinoza.

Se cree que el objetivo de los pistoleros era un sujeto de apellidos Kelly Rojas, quien es el esposo de Roschelly Lawson y padre de los dos niños sobrevivientes. Este hombre no iba en el carro.

Kelly, conocido como Chitá, actualmente enfrenta un juicio por un ataque a balazos contra una vivienda, ocurrido el 29 de julio del 2014 en barrio Pacuare, en el centro de Limón.

En ese proceso judicial figura el presunto líder de una organización dedicada al tráfico de drogas y sicariato, identificado como Dinier Estrada Jiménez, alias Ojos Bellos .

Kelly se acogió este miércoles al programa de protección de testigos.

El anuncio lo hizo su abogado Humberto Méndez Barrantes durante el juicio en los Tribunales de Goicoechea.

El defensor dijo que su representado necesita atención urgente, pues en el atentado en el que murió su esposa también resultaron "gravemente heridos" dos de sus hijos.

Además, ante una petición del abogado defensor, el Tribunal de Juicio de Limón suspendió el debate que continuaba esta mañana. El juicio se sigue en la sede del Poder Judicial en Goicoechea por razones de seguridad.

Kelly, quien se encuentra libre, se mostró muy afectado y no quiso hablar ante el Tribunal.

En la sala de juicios había una inusual seguridad, con 16 agentes policiales.

Otros hechos violentos

Limón también fue el escenario, en octubre pasado, de una balacera que cobró la vida de cinco personas, entre ellos un niño de 11 años y una joven de 15. Ninguna de las víctimas tenía relación con el móvil del ataque, ocurrido por enfrentamiento de bandas narco de la zona.

Además, hace una semana, una niña de seis meses de nacida resultó herida de bala en el estómago cuando pistoleros dispararon contra su padre, quien la llevaba en los brazos. El hombre falleció.

Este hecho ocurrió la noche del 8 de marzo en urbanización Las Rosas, Zapote, San José.

Colaboraron Carlos Láscarez, Carlos Arguedas y Eillyn Jiménez.

Etiquetado como: