20 junio, 2015
Gustavo Adolfo Fallas Carvajal falleció a la par de su puesto de frutas contiguo a la ruta 32 en Guápiles de Pococí, Limón. | REINER MONTERO.
Gustavo Adolfo Fallas Carvajal falleció a la par de su puesto de frutas contiguo a la ruta 32 en Guápiles de Pococí, Limón. | REINER MONTERO.

Un vendedor de frutas murió acribillado de al menos siete balazos, en su puesto de ventas, ubicado contiguo a la carretera Braulio Carrillo (ruta 32) en Guápiles de Pococí, Limón.

Según el Organismo de Investigación Judicial (OIJ), un sujeto llegó en un vehículo al negocio –recién abierto hace ocho días– se bajó y le disparó en siete ocasiones, sin mediar palabra alguna.

Los hechos ocurrieron este jueves, a las 6:30 p. m. La víctima fue identificada como Gustavo Adolfo Fallas Carvajal, de 25 años; se le conocía como Tavo.

De acuerdo con Carolina Figueroa, despachadora de la Cruz Roja de San José, la comunicación ingresó por el Sistema de Emergencias 9-1-1 y se envió la ambulancia 419, pero, al llegar al sitio, el hombre no presentaba signos vitales. Fallas tenía heridas en cabeza, cuello, tórax, espalda, ingle y un glúteo.

El homicidio ocurrió frente a Muebles Sarchí, en las inmediaciones de la antigua delegación de la Policía de Tránsito.

En el sitio del suceso, los agentes recolectaron varios indicios balísticos, los cuales serán remitidos a los laboratorios del Complejo de Ciencias Forenses del OIJ, para que sean analizados.

Según la versión de testigos, en el automóvil había varios individuos con la cara cubierta con pasamontañas. Después de los disparos, todos escaparon con rumbo a San José.

La Policía también analizó el rastro de las llantas del vehículo en que huyeron los asesinos.

Las autoridades presumen que el móvil del crimen fue la venganza por problemas relacionados con drogas. Las investigaciones continúan.

Etiquetado como: