Le cortaron dedos de mano izquierda y le causaron otras heridas

 15 mayo, 2016
Agentes del OIJ recogieron el machete y a las 5 a. m. de este domingo levantaron el cuerpo del nicaragüense asesinado.
Agentes del OIJ recogieron el machete y a las 5 a. m. de este domingo levantaron el cuerpo del nicaragüense asesinado.

El peón agrícola Vicente Bravo, de 39 años, fue degollado con un machete que sus asesinos le dejaron clavado en el cuello.

El homicidio ocurrió la madrugada de este domingo, a 25 metros del salón comunal del sector Ángeles, jurisdicción del distrito de Peñas Blancas de San Ramón, limítrofe con Los Ángeles de La Fortuna, San Carlos.

A Bravo Alemán, oriundo de Santo Domingo de Chontales, Nicaragua, le cortaron todos los dedos de la mano izquierda y además lo hirieron en la parte posterior de la cabeza y pómulos.

El campesino José Méndez, vecino, informó de que Bravo vivía en unión libre con su compatriota Herlinda Alemán Solano de 25 años.

Cuando los socorristas de la Cruz Roja llegaron al sitio del suceso a las 12:36 a. m., ya el hombre estaba fallecido. Murió desangrado.

Bravo Alemán era padre de un niño de cinco años, tenía dos años de haber llegado a Los Ángeles y laboraba cortando caña de azúcar. Además tenía cuatro hijos con otra mujer de su misma nacionalidad.

Las autoridades judiciales decomisaron el machete para los análisis de laboratorio.

Pelea en bar. Datos aportados a Fuerza Pública por vecinos de Los Ángeles, sujetos a verificación, indican que un grupo de trabajadores discutió en un bar bajo los efectos del licor.

Al parecer, Bravo se retiró, pero pocos minutos después regresó con un machete con el que habría amenazado a varios hombres que asistían a un baile en el salón comunal.

Hermelinda Alemán confirmó a este medio que su compañero llegó a la casa a llevarse el machete, pese a que ella se opuso pues temía una desgracia, como sucedió.

Luego de constantes amagos de pelea el grupo siguió discutiendo fuera del salón y luego varios vecinos vieron a Bravo correr y detrás de él a unos cinco sujetos. Segundos después le dieron alcance y fue cuando lo atacaron a machetazos.

Su cadáver fue hallado por otras personas que de inmediato alertaron la Fuerza Pública. Para entonces los presuntos criminales habían escapado con rumbo desconocido.

Esta mañana agentes de la Sub Delegación del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) de La Fortuna de San Carlos tratan de de identificar a eventuales testigos del delito cuya versión podría resultar determinante para esclarecer el crimen.

El levantamiento del cadáver se hizo a las 5 a. m. bajo un torrencial aguacero.

Etiquetado como: