Niña fallecida presentaba lesiones antiguas en huesos largos y en costillas

Por: Carlos Láscarez S. 14 marzo, 2015
La pequeña, de dos meses, falleció en el Hospital Nacional de Niños. | ADRIÁN ARIAS /ARCHIVO
La pequeña, de dos meses, falleció en el Hospital Nacional de Niños. | ADRIÁN ARIAS /ARCHIVO

Una joven de 19 años, así como su compañero sentimental de 17, fueron arrestados ayer por agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), como sospechosos de la muerte de una bebé de dos meses.

La aprehensión de la pareja se produjo a la 1 p. m. dentro del Hospital Nacional de Niños (HNN), donde estaban los padres luego de que les avisaron que la pequeña había muerto.

De acuerdo con el OIJ, la tarde del jueves los padres llevaron a la menor a la Clínica de Pavas, ya que al parecer presentaba algunos problemas de salud.

La versión policial da cuenta de que los padres dijeron en el centro médico que la niña estaba respirando de una manera muy extraña. Eso sucedió luego de que el papá, presuntamente, estuvo jugando con la chiquita.

Una vez que los médicos la valoraron, decidieron trasladarla al Hospital de Niños para una revisión más exhaustiva.

Allí constataron que la bebé tenía lesiones internas antiguas, compatibles con las señales del síndrome del niño agredido.

Ayer a las 9 a. m., cuando los agentes de la sección de Turno Extraordinario y de Penal Juvenil del OIJ llegaron al centro médico para dar inicio a las pesquisas, la menor permanecía muy delicada. Horas después, sufrió complicaciones y falleció.

La familia es oriunda de la comunidad de Villa Esperanza de Pavas y el papá está ahora a la orden de la Fiscalía Penal Juvenil, mientras que la madre, en el OIJ.

Múltiples lesiones. De acuerdo con la doctora Olga Arguedas, directora del Hospital de Niños, la bebé falleció de una hemorragia cerebral causada por una fractura de cráneo y por lesiones varias.

Tras llegar de Pavas, ingresó a Emergencias a las 5:13 p. m., con un pronóstico reservado desde el inicio. “La bebé presentaba fracturas en sus extremidades, lesiones en los costales, hemorragias internas y lesiones en el cráneo, lo que le ocasionó una muerte neurológica”, precisó Arguedas.

La especialista agregó que, aparentemente, la lesión más reciente era del día jueves.

“Las fracturas óseas nos permitieron constatar que no era la primera vez que la niña era agredida y nos preocupa que los niños estén sufriendo este tipo de abusos”, manifestó Arguedas.

Según datos en poder del Hospital de Niños, desde el 2013 se ha duplicado la cantidad de niños atendidos por agresiones.

Por semana, este centro de salud reporta, en promedio, entre 50 y 60 casos de sospechas de abuso infantil. Estos incluyen abuso físico, sexual, prenatal, institucional y psicológico, explicó Arguedas por teléfono.

Consultada sobre las zonas más vulnerables, donde es mayor la incidencia de casos, la especialista indicó que la mayoría proviene de los distritos con más riesgo social.