Por: Carlos Láscarez S. 22 septiembre

Un padre y su hijo fueron aprehendidos la tarde de este viernes por la Policía Judicial, como sospechosos del asesinato de un oficial de la Fuerza Pública, quien tenía heridas de arma blanca y estaba atado de manos y pies con un mecate.

Los sospechosos son de apellido Navarro, de 41 y 19 años. El padre fue arrestado dentro de una vivienda en barrio Fátima de Cartago y su hijo cuando viajaba en bicicleta por vía pública, en el centro de esa misma provincia.

Agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) de Cartago y oficiales de Fuerza Pública allanaron una casa en barrio Fátima de Cartago.
Agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) de Cartago y oficiales de Fuerza Pública allanaron una casa en barrio Fátima de Cartago.

A ambos se le relaciona con el crimen del policleto Fernando Calderón Aguilar, de 57 años, cuyo cadáver fue hallado el martes 19 de setiembre boca abajo dentro de su casa, en la urbanización Cocorí, en Agua Caliente de Cartago. Tenía heridas de arma blanca en el cuello, cara y espalda.

La detención la realizaron agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) de Cartago en conjunto con agentes del Departamento de Inteligencia Policial de Seguridad Pública (Dipol).

La víctima portaba su billetera, teléfono celular y otras pertenencias, manifestaron sus familiares, por lo que desde el día del hallazgo del cuerpo se descartó el robo.

El cuerpo del policía apareció en su casa en urbanización Cocorí, en Aguacaliente de Cartago, donde habitaba solo.
El cuerpo del policía apareció en su casa en urbanización Cocorí, en Aguacaliente de Cartago, donde habitaba solo.

El móvil del homicidio se desconoce, aunque se investiga si la muerte obedeció a un lío pasional.

Al joven sospechoso se le decomisó una bicicleta montañera, la cual era propiedad del occiso, confirmó el OIJ.

Junto a su padre, fueron remitidos a la Fiscalía de Cartago, donde se espera sean indagados en las próximas horas.

Las autoridades judiciales decomisaron al joven de 19 años una bicicleta montañera, propiedad del occiso.
Las autoridades judiciales decomisaron al joven de 19 años una bicicleta montañera, propiedad del occiso.

Calderón era soltero, vivía solo y no tenía hijos. En el Ministerio de Seguridad Pública informaron que desde noviembre del 2000 se desempeñaba como oficial de la Fuerza Pública. Estaba destacado en la delegación de Cartago.

Durante la Administración Monge (1982-1986), la víctima perteneció al Batallón Relámpago, que fue entrenado en las instalaciones de la finca Murciélago, en Guanacaste.