Delincuentes retuvieron y amordazaron a empleados de Almacén El Colono para robarse ¢2 millones

 15 noviembre, 2014

Oficiales del Organismo de Investigación Judicial y de la Fuerza Pública detuvieron a las 4 a. m. de este sábado a dos de los presuntos autores del asalto al Almacén de materiales de Construcción El Colono, cometido poco antes de las 9 p. m. de este viernes en barrio Los Ángeles de Ciudad Quesada.

Las capturas de los sospechosos de apellidos Campos y Araya de 25 y 19 años respectivamente, se produjo en las afueras de una vivienda situada kilómetro y medio al noreste del sitio del atraco.

Las autoridades no hallaron en poder de ambos sujetos los ¢2 millones en efectivo robados del establecimiento comercial, pero sí otras evidencias que estarían relacionadas con los hechos en investigación.

Ellos están detenidos a la orden de la Fiscalía local informó el Comisionado Francisco Morales, director regional de Fuerza Pública

El de anoche fue el atraco millonario número 44 cometido en San Carlos a partir de la segunda quincena de mayo y que los cuerpos policiales atribuyen a una banda integrada por no menos de 14 sujetos que generalmente se desplazan en motocicleta.

El jueves a las 10 a. m. el hampa robó ¢4 millones de la Sucursal de Coocique en Florencia en el mismo momento en que en Ciudad Quesada, el fiscal general de la República Jorge Chavarría analizaba con ciudadanos locales el tema de la ola delictiva.

Siete horas después asaltaron en Monterrey a un agente de ventas para despojarlo de ¢1.5 millones.

El almacén de materiales de construcción El Colono fue asaltado poco antes de las 9 p. m. de ayer viernes en barrio Los Ángeles de Ciudad Quesada.
El almacén de materiales de construcción El Colono fue asaltado poco antes de las 9 p. m. de ayer viernes en barrio Los Ángeles de Ciudad Quesada.

Retención y disparos. Los autores del atraco al Colono ingresaron armados al negocio cuando el administrador y un auxiliar estaban por cerrarlo.

A ambos los retuvieron, los metieron a un baño donde los amordazaron mientras buscaban dinero. Alguien que desde la calle notó un movimiento extraño alertó a la Fuerza Pública pero los tipos escaparon por la parte trasera del establecimiento la cual da a una montaña donde se cambiaron ropa y zapatos que dejaron botados y que luego el OIJ recogió.

En la huida intercambiaron disparos con Fuerza Pública. Aparentemente uno de los tipos resultó herido ya que el OIJ levantó manchas de sangre en las paredes externas de una de las casas por cuyo corredor pasó corriendo.

Carlos Ovares, de la Fuerza Pública, resultó con golpes y raspones en la cara producto de una caída.

El comisionado Morales dijo no tener duda de que la ola de atracos es obra del crimen organizado.

"No se puede seguir hablando de hechos aislados. Hay una banda de delincuentes organizados que planean muy bien los atracos, que estudian muy bien lo que van hacer, que planifican para golpear en el momento oportuno", explicó Morales.

Su opinión difiere de la expuesta el jueves por el Fiscal General en el sentido de que lo que está pasando es obra de delincuentes comunes.