La suposición se da por la forma en que fueron asesinadas.

 6 junio, 2014
Kathia Molina recogió dinero ayer en Pavas, para el funeral de su hermana Alisson Barboza y su sobrina Rachel Campos. | PAULO MONTIEL
Kathia Molina recogió dinero ayer en Pavas, para el funeral de su hermana Alisson Barboza y su sobrina Rachel Campos. | PAULO MONTIEL

El Organismo de Investigación Judicial vincula con el narcotráfico el asesinato de las dos mujeres acribilladas a balazos, el sábado anterior, en un lote baldío de la urbanización Mayorca, en San Sebastián, San José.

Así lo confirmó Francisco Segura, director del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), quien dijo que la suposición se da por la forma en que fueron asesinadas.

A las muchachas les dispararon con un arma automática. Inicialmente, se presume que fue con una subametralladora Uzi. Uno de los cuerpos tenía 15 balazos y el otro 10.

Las mujeres fueron identificadas como Alisson Hillary Barboza Alvarado, de 16 años, y su sobrina Rachell Paola Campos Molina, de 15 años. Ambas eran vecinas de Pavas, San José.

Kathia Molina Alvarado, hermana de Alisson y tía de Rachell, dijo que las dos muchachas vivían solas. El sábado, a las 10 a. m., contaron por teléfono que iban a salir con unos amigos para celebrar el cumpleaños de Hillary."No entendemos por qué. No hay motivo, no hay razón (para el crimen). Ellas eran adolescentes sin enemigos, tanto así que ellas salían tranquilas a pasear", agregó.