Por: Hugo Solano 10 agosto, 2016

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) distribuyó la foto de una gargantilla de tres tipos de oro, para tratar de aclarar el homicidio de un joyero, en noviembre del año pasado, en Cañas, Guanacaste.

La joya fue sustraída en el robo a la vivienda de Carlos José Bojorge Bojorge, nicaragüense. de 49 años, cuyo cuerpo fue hallado cuando tenía unos cinco días de haber sido asesinado.

Hasta el momento, no se tienen pistas de los sospechosos.

Los agentes judiciales pudieron determinar que el móvil fue el robo a la vivienda, pues hacía falta gran cantidad de oro y joyas, entre ellas, esa gargantilla.

Por lo anterior, piden a quien tenga informes del paradero de esa joya avisar al número 800-8000-645 del OIJ.

Una vecina de Bojorge fue quien alertó a las autoridades, el 11 de noviembre del 2015, de que tenía días de no verlo y que de su casa salía un olor extraño.

Las autoridades policiales ingresaron a la vivienda y lo encontraron sin vida en el piso de un cuarto.

Presentaba varias heridas contusas en su cabeza y en la espalda.

La última vez que fue visto con vida fue cinco días antes del hallazgo.

Bojorge trabajaba en la misma vivienda que alquilaba. Tenía más de 30 años de residir en el país y era muy conocido en ese cantón guanacasteco.