Heridos dijeron a la Policía que dieron un aventón a un hombre y que al bajarse les disparó

Por: Hugo Solano 6 septiembre, 2014
Los agentes del OIJ inspeccionaron el Toyota donde ocurrió el altercado. El carro no tenía placas.
Los agentes del OIJ inspeccionaron el Toyota donde ocurrió el altercado. El carro no tenía placas.

Tres individuos que viajaban en un Toyota Corolla sin placas resultaron heridos de bala por un hombre que al parecer les pidió un aventón en el sector de El Roble de Puntarenas y se bajó en La Riviera, en el centro de Esparza.

Los hechos se presentaron poco antes de las 10 p. m. de ayer viernes, a unos 800 metros de las instalaciones de la Policía de Tránsito en Esparza.

Los heridos son de apellidos López Cortés, un menor de edad y un nicaragüense de apellidos Arce Chaves. Los tres fueron trasladados al Hospital Monseñor Sanabria. López Cortés y Arce recibieron dos impactos de bala cada uno, mientras que el menor resultó herido en una ocasión.

El sospechoso se dio a la fuga sin lograr llevarse nada.

“Yo vivo muy cerca de donde se dio la balacera, alerté a la Fuerza Pública para que atendieran. Cuando salí, observé a un sujeto que salió en carrera hacia un sector montañoso y otros tres quedaron heridos dentro de un vehículo y fuera del mismo", explicó Porfirio Herrera, vecino.

Pese a la rápida acción de la Fuerza Pública, no se logró dar con el sospechoso de disparar contra los tres jóvenes que viajaban en sentido Puntarenas - San José.

La versión que dieron los tres heridos a la Policía y a los agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) de Puntarenas consistió en que montaron a un sujeto y, minutos después, el hombre sacó un arma y les disparó.

El vehículo fue revisado por agentes del OIJ de Puntarenas; sin embargo, no se encontró ningún tipo de evidencia para aclarar el motivo de la balacera.

López tiene antecedentes por conducción temeraria, mientras que Arce ha sido pasado por infracción a la ley de armas y se le indaga por robo de vehículos.

Dentro del carro se encontró un celular y varios casquillos de arma calibre 38.