Por: Carlos Arguedas C. 8 febrero, 2014

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) confirmó que el cuerpo mutilado hallado el 13 de enero pasado en un basurero en Boruca de Buenos Aires, corresponde a un taxista pirata vecino de La Cuesta de Corredores, Puntarenas.

La verificación se logró por medio de las huellas dactilares, informó la oficina de prensa de la Policía Judicial.

Un brazo estaba en este hueco, en Boruca de Buenos Aires. | ARCHIVO LN
Un brazo estaba en este hueco, en Boruca de Buenos Aires. | ARCHIVO LN

Se trata de Carlos Antonio Mora Valverde, de 31 años, quien salió de su casa el lunes 6 de enero en compañía de otro individuo y desapareció. El vehículo no fue localizado.

La Nación consultó ayer a sus familiares en La Cuesta, pero declinaron hablar, aunque dijeron que lo harán la próxima semana.

Hecho. El cuerpo desmembrado de este hombre fue localizado por una mujer, a quien llamó la atención la gran cantidad de zopilotes y el mal olor que salía de un hueco de unos dos metros de profundidad, donde lanzan basura.

El botadero está a unos 50 metros de una calle de lastre que comunica la carretera Interamericana Sur con la comunidad indígena de Boruca. Al lugar se puede llegar en un vehículo liviano.

El OIJ informó de que durante el primer rastreo en el lugar, sus agentes observaron un brazo. Luego encontraron el cráneo en una bolsa plástica y posteriormente las extremidades y el tronco.

Las diversas partes estaban en un radio aproximado de 10 metros; aunque los agentes buscaron más evidencia en otros sitios, el resultado fue negativo.

Francisco Segura, director del OIJ, calificó en aquella ocasión el homicidio como muy violento, y dijo que, por las características, se podría presumir que fue una venganza o el cobro de alguna deuda.

Mora, según el informe de las autoridades, era una persona que no tenía antecedentes judiciales ni se conocía que afrontara problemas con alguna persona.