Perro adiestrado en búsqueda de personas dio positivo anoche y la Policía resguardó el sitio donde halló hoy la fosa común

Por: Gustavo Fallas M., Hugo Solano 1 noviembre, 2015

Tres cuerpos, aún no identificados, fueron hallados este domingo en una finca ubicada en el kilómetro 16 de la carretera hacia Rancho Redondo, en Goicoechea, en un sector ubicado a 300 metros de la entrada principal.

De acuerdo con la oficina de prensa del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), será hasta mañana que infomarán sobre el género de los cuerpos encontrados y las posibles causas del homicidio.

Según el informe preliminar del OIJ, ayer sábado dos personas que ingresaron a una finca en ese sector encontraron varios indicios balísticos, así como rastros de aparente sangre, por lo que dieron aviso a las autoridades.

Oficiales de la Fuerza Pública se presentaron en el sitio para verificar la información recibida, siendo que dichos rastros de aparente sangre seguían hacia lo interno de la propiedad, hasta un sector donde se observaba un montículo de tierra removida, por lo que llevaron un perro de su unidad canina especializada en rastreo de restos humanos, el cual al parecer dio positivo en tres ocasiones en ese montículo de tierra.

Los agentes judiciales fueron alertados ayer de lo que ocurría y se trasladaron al sitio, sin embargo en aras de preservar la mayor cantidad de indicios y bajo la dirección funcional del Ministerio Público, el sitio quedó con custodia policial para ingresar este domingo.

Desde horas tempranas de este domingo los agentes judiciales, en conjunto con especialistas del Complejo de Ciencias Forenses, llegaron al sitio para iniciar con la recolección de indicios, así como la excavación del montículo de tierra.

En horas de la tarde realizaron el hallazgo de tres cuerpos humanos, los cuales se encontraban en una misma fosa.

Los cuerpos encontrados serán remitidos a la Morgue Judicial, para que se les realice la respectiva autopsia y así determinar la causa y modo de muerte. De momento no ha trascendido, ni el sexo, ni la identidad de los cuerpo desenterrados.

A las 4:40 p. m. los investigadores judiciales y los funcionarios del Complejo de Ciencias Forenses del OIJ, continuaban las labores e investigaciones en el sitio del suceso.

Serán las autoridades judiciales las que determinen si es un caso de narcotráfico o de una familia completa que había desaparecido desde el 1.° de setiembre del 2014 en Matina de Limón, de la cual no se volvió a saber nada.

Información actualizada a las 4:45 p. m. Colaboró la periodista Wanda Araya.