Los amenazaba con dañar físicamente a familiares si lo denunciaban

 28 abril, 2016
El sospechoso de abusar de menores de edad fue detenido durante un allanamiento a su vivienda en en el barrio la Dora en La Fortuna de San Carlos.
El sospechoso de abusar de menores de edad fue detenido durante un allanamiento a su vivienda en en el barrio la Dora en La Fortuna de San Carlos.

La Fortuna, San Carlos

Un hombre de 36 años, de apellidos Sacida Ruiz, es sospechoso de contactar a colegiales por medio de la red social Facebook y la aplicación de mensajes instántaneos Whatsapp para luego conocerlos y abusar sexualmente de ellos.

Los hechos se dieron durante este 2016 y las víctimas son menores con edades entre los 13 y 14 años.

Agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), con apoyo de la Policía Turística, allanaron la casa del sujeto en el barrio Dora, a un kilómetro al este del centro del distrito de la Fortuna, San Carlos. Sacida vivía ahí con sus padres, dos adultos mayores.

La Fiscalía de La Fortuna acusa a Sacida de violación repetida contra uno de los menores, así como varios delitos de coacción y amenazas contra otros adolescentes.

Tres de las supuestas víctimas denunciaron a la fiscalía local y se espera que dos más lo hagan durante el transcurso del día. El OIJ está tratando de localizar a otros menores que pudieron haber sufrido los aparentes abusos sexuales por parte de Sacida. A la 1:30 p. m. otro menor se presentó a la Fiscalía a denunciar abusos similares.

Las autoridades decomisaron un teléfono celular y otras evidencias que aportarán a la Fiscalía en la causa contra el sospechoso.
Las autoridades decomisaron un teléfono celular y otras evidencias que aportarán a la Fiscalía en la causa contra el sospechoso.

La investigación de la Fiscalía y el OIJ inició hace 22 días, cuando los padres de uno de los menores presentaron la primer denuncia ante la delegación judicial. El OIJ estima que los abusos comenzaron desde febrero.

El sospechoso amenazaba a los jóvenes con agredir físicamente a sus familiares cercanos si alguno lo denunciaba.

Al individuo no se le conoce oficio fijo y solo tenía trabajos ocasionales pegando cerámica y pintando casas.

Aparentemente, el sospechoso contactó a los ofendidos por medio de las citadas redes sociales y posteriormente por mensajes de texto al celular. Les indicaba que les ofrecía de entre ¢5 y ¢50.000 a cambio de favores sexuales.

Cuando las víctimas se negaban a las peticiones, el sospechoso los amenazó con hacerle daño a sus familiares, por lo que los menores accedieron a verse con él.

El hombre los esperaba a la salida de clases y los contactaba personalmente hasta convencerlos de que se fueran con el a los predios solitarios donde los abusaba.

En el allanamiento la Policía Judicial decomisó una computadora portátil, tarjetas SIM y discos de DVD entre otras evidencias relacionadas con el caso.

El imputado, de origen nicaragüense, fue puesto a las órdenes de la Fiscalía local. El OIJ continúa con la investigación.

Información actualizada a las 12:30 p. m. por el periodista Hugo Solano con datos del OIJ y del corresponsal.